El parlamento irlandés aprobó este jueves el proyecto de ley que legaliza el aborto, siete meses después de un referéndum histórico mediante el cual los irlandeses se pronunciaron contra la prohibición constitucional de la interrupción voluntaria del embarazo.

EFE/EPA/AIDAN CRAWLEY

El parlamento comenzó a examinar el texto en octubre y prevé autorizar la despenalización del aborto sin condiciones hasta las 12 semanas de gestación, o en los casos de "riesgo para la vida" y de "grave peligro para la salud" de la mujer embarazada. También permite el aborto en caso de anomalía del feto, que podría llevar a su muerte 'in utero'.

El primer ministro Leo Varadkar celebró un "momento histórico para las mujeres irlandesas", en un mensaje publicado en su cuenta de Twitter.

El 25 de mayo, el 66% de los irlandeses votaron por referéndum por la legalización del aborto, un nuevo sismo cultural en este país de 4,7 millones de habitantes de tradición fuertemente católica, tres años después de la legalización del matrimonio homosexual.

Las mujeres que deseaban abortar estaban hasta ahora obligadas a viajar a Reino Unido. No obstante, la ley aún debe ser firmada por el presidente Michael Higgins, antes de entrar en vigor.