Las maniobras de combate se realizaron en el marco del Ejercicio Integrador, que se desarrolla todo los años.


En el marco del amplio operativo de seguridad que se prepara para la cumbre del G20 en el país, los pilotos de la Fuerza Aérea completaron un exhaustivo entrenamiento para custodiar los cielos durante el encuentro que reunirá a los principales líderes mundiales en la Capital Federal.

Las maniobras de combate se realizaron en el marco del Ejercicio Integrador, que se desarrolla todo los años. Pero a diferencia de las ediciones anteriores, en esta oportunidad la capacitación se centró en las hipótesis de intervención que se contemplan en el estricto control aéreo que fijó días atrás el propio presidente Mauricio Macri a través de un decreto y que, en los casos más extremos, contempla el derribo de naves.

Al respecto, desde el Ministerio de Defensa indicaron que “a través del Integrador 2018 y mediante el despliegue de medios operativos y de apoyo operativo, se ejercita el adiestramiento y alistamiento que desarrolla el Comando Aeroespacial, tanto en el marco del Operativo Fronteras como en la próxima Reunión de Presidentes del G-20 a desarrollarse en nuestro país”.

Tal como adelantó Vía País, los pilotos argentinos completaron el adiestramiento en las bases de Tandil y de Villa Gesell, con sistemas aéreos Fightinghawk, aviones Pampa, Pucará y hasta Hércules, y helicópteros Bell 412, entre otros.

“Los sistemas aéreos A-4AR Fightinghawk, IA-63 Pampa, IA-58 Pucará, Bell 212/412 y Hércules KC-130, como así también, los Vehículos Aéreos No Tripulados/UAV (Unmanned Aerial Vehicle) “Aukan” y “Vigia” y el sensor MTPS-43, participaron en prácticas de interceptación aire-aire bajo control de radar, búsqueda y rescate y reabastecimiento en vuelo en condiciones diurnas y nocturnas”, se informó oficialmente.






Comentarios