El tirador abrió fuego al grito de "¡Todos los judíos deben morir!". El sospechoso se encuentra detenido.


Once personas fallecieron por el ataque de un hombre armado en una sinagoga de Pittsburgh, Estados Unidos. “En estos momentos podemos confirmar varias bajas”, dijo a la cadena de televisión CNN un portavoz de la operación policial.

Los hechos ocurrieron en la sinagoga de la Congregación del Árbol de la Vida durante la jornada de descanso judía del sabbat. El atacante, que luego fue detenido, abrió fuego contra tres policías, según relató uno de los efectivos.

Ataque a la sinagoga en Pittsburgh (REUTERS/John Altdorfer)

“¡Todos los judíos deben morir!”, gritaba el hombre, tal como reportó la cadena local KDKA. Testigos lo describieron como blanco, fornido y con barba.​

Ataque a la sinagoga en Pittsburgh (AFP)

Las autoridades confirmaron que el tiroteo se registró en la tercera planta de la sinagoga, aunque se desconoce si también hubo disparos fuera del templo religioso.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, instó a la población vía Twitter a permanecer en un lugar seguro. “Parece que ha habido varios fallecidos. Tened cuidado con el tiroteo en activo. ¡Qué dios os bendiga a TODOS!”, escribió Trump en su cuenta personal de Twitter.

Hubo 11 muertos en el tiroteo“, dijo el director de Seguridad Pública de Pittsburgh, Wendell Hissrich, en una conferencia de prensa, agregando que ningún niño había sido asesinado. “También hubo seis heridos, entre ellos cuatro policías“, dijo.





Comentarios