La modelo, de vacaciones en Ibiza, se mostraba sin bikini junto a una amiga cuando un movimiento inoportuno la dejo al descubierto. 


Karina Jelinek no se hace mucho problema cuando se le ve de más en alguna de sus sensuales publicaciones en las redes sociales, y prueba cabal de ello es su nuevo “descuido” hot en Instagram. 

De vacaciones en Ibiza, la modelo compartió un topless cuidado con sus seguidores pero un movimiento inoportuno dejó al descubierto sus lolas

Si bien utilizó un emoji para censurar sus partes íntimas, los movimientos sensuales para la cámara le jugaron una mala pasada a la morocha. 

Un día antes, Jelinek levantó la temperatura de sus miles de followers con un sugerente baile frente al espejo de su cuarto en un hotel de la ciudad balnearia española. 

¡Bomba sexy!






Comentarios