Finalmente, el príncipe Harry y Meghan Markle dieron el "sí" en el Castillo de Windsor ante unos 600 invitados y la atenta mirada de más de 100 mil personas que se acercaron a la Capilla de San Jorge para seguir de cerca la Boda Real.

Tras la ceremonia, que contó con la presencia de la reina Isabell II, la pareja participó de una procesión de carruajes y saludó a los que asistieron a la pequeña localidad de Windsor, ubicada a 34 kilómetros de Londres.

Las mejores fotos del casamiento del príncipe Harry y Meghan Markle: