Guillermo Francella opinó sobre el caso de Juan Darthés, quien fue denunciado por acoso por Calu Rivero y otras mujeres, y sostuvo que está en desacuerdo con opinar sobre situaciones en las que no está involucrado.

"La verdad, es un dolor de huevos, perdonen la expresión. Hay un tema delicado, sensible, pero cuando no sos protagonista de la situación no está bueno responder tocando de oído. Hay que ser responsable en la respuesta", dijo en el programa Modo sábado, de Radio Nacional.

Luego sostuvo que le parece mal la condena social cuando la Justicia todavía no se expidió al respecto. "Me gusta tener pruebas y que las denuncias se confirmen y que de verdad sean constatadas. Y no me gusta que la gente responda tocando de oído. En una época vos eras inocente hasta que se comprobara su culpabilidad, y ahora sos culpable hasta que demostrás tu inocencia. Esto es lo que me genera enojo. Estoy en la vereda opuesta de condenar a alguien con antelación", criticó.

Asimismo, se refirió a la polémica que se generó por la denuncia contra el programa Poné a Francella por el sketch en el que Julieta Prandi interpretaba a una colegiala: "Son etapas. Hay ciertas cosas que hoy no se podrían hacer porque está muy sensible todo este tema, y es totalmente lógico que se ponga en primera línea", indicó.

El actor comparó su situación con la de Alberto Olmedo, a quien se cuestionó por el contenido machista de muchos de sus chistes. "También dijeron que era un programa que denigraba a la mujer, y no lo veo de esa manera. Al contrario: las actrices del programa tenían un rol protagónico, con buenos papeles", indicó.

"Estoy de acuerdo en muchas cosas aunque a veces se subraya demasiado. Pero amerita el debate, conversar. Siempre hay extremos pero es necesario traer a la mesa un tema tan sensible", cerró.