Desde la primera hora de este viernes 13 de noviembre, los colectivos están habilitados a llevar hasta 10 personas de pie, y los trenes hasta un pasajero de pie por metro cuadrado, exclusivamente en los horarios de mayor demanda u horas "pico".

La medida, que dispuso el Ministerio de Transporte a cargo de Mario Meoni, es un avance, después de meses en que los coches de transporte público solo pudieron llevar a pasajeros sentados, pero blanquear una situación que ya se daba, especialmente en los barrios de la Ciudad y el Gran Buenos Aires.

Diez pasajeros por unidad podrán viajar de pie (Web)

Este viernes, en las estaciones terminales de Constitución, Retiro y Once, en la Ciudad, se vieron las largas colas de pasajeros habituales, recargadas sobre todo desde que se habilitaron más actividades autorizadas a utilizar el transporte público.

Sin embargo, todos los que quieran utilizarlo deben tramitar el Certificado Habilitante para Circulación.

"La medida obliga a las empresas que prestan los servicios a garantizar la máxima frecuencia de sus servicios, contar con una correcta ventilación en los vehículos y circular exclusivamente con pasajeros afectados a las actividades declaradas esenciales y/o alcanzadas por excepciones a las restricciones y/o personal docente, no docente y alumnado que deba concurrir a actividades académicas presenciales", informó Transporte.

El uso de tapabocas es obligatorio para pasajeros y el conductor (Web)

Además indicó que los demás cuidados seguirán vigentes y se deberán extremar: desinfección e higiene de los vehículos y uso obligatorio de cubre bocas, nariz y mentón para todos los pasajeros y el conductor, informó La Nación.

La Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) será la encargada de fiscalizar que se cumplan todos los requisitos y podrá sancionar a las empresas que los incumplan.