"Alberto dio por finalizada la cuarentena que, según él, no existía. Duró apenas 233 días. Salimos del ASPO y entramos en el DISPO, pero nos mantuvimos firmes en el 'raspo': el raspo el fondo de la olla", lanzó Jorge Lanata durante su monólogo del programa del domingo, Periodismo para Todos Box.

"Ahora que se termina la cuarentena, los que salieron de las cárceles, ¿vuelven a los penales o quedan en libertad por si viene la segunda ola?", preguntó.

"El Presidente anunció que comprará 25 millones de dosis de la vacuna Sputnik a Rusia y, en un gesto de realismo mágico, el Gobierno empezó a programar la vacunación. O sea: van a comprar la vacuna y tienen listo el programa de vacunación. Sólo falta un detalle menor: la vacuna", agregó Lanata.

Cuatro días antes de que se anunciara que la Argentina compraría la vacuna "Putin admitió que Rusia tiene problemas para fabricarla masivamente y el ministro de Comercio e Industria, Denis Manturov, bajó la estimación de 30 millones de dosis a poco más de 2 millones para fin de año". Ante esta situación, apuntó: "Capaz la vacuna ya está. Lo que estaría atrasando su salida al mercado es el prospecto con las contraindicaciones, que puede ser más largo que la carta de Cristina", bromeó después.

Se viene el ajuste

“En pocos días vuelve la misión del Fondo y Guzmán ya está preparando un plan de ajuste para mostrarle: más bajas a jubilados, menos aumento a estatales, financiamiento con menos emisión y más deuda. Además del aumento de tarifas, y el descongelamiento de precios máximos”, contó Lanata.

"Además, en el presupuesto del año que viene el Gobierno aumenta el impuesto a 15 productos electrónicos importados, que durante el Gobierno de Macri había quedado en 5,5% y ahora va a ser del 17%. O sea, computadoras, teléfonos celulares, microondas, aires acondicionados, entre otros, van a costar 17% más caros".

"Entre lo caro que está el dólar, el impuesto país, el 35% de retención y el aumento del impuesto, si querés un celular, te va a salir más barato comprarte un chino y traértelo para que te lo arme en tu casa", dijo.

El ascenso de Carbone

"Así como pasó con sus secretarios o su jardinero, el histórico custodio de Cristina Kirchner también logró un gran avance económico. Daniel Carbone acompañó a la expresidenta durante sus dos mandatos, luego siguió con ella cuando dejó el poder, y actualmente es jefe de departamento de seguridad vicepresidencial", reveló el periodista.

"Desde el 2011 a hoy, se multiplicaron un 1718%. Y según su última declaración jurada, en un año subieron un 149%. Carbone pasó de tasar sus bienes en 2,6 millones de pesos a 6,6 millones. La diferencia surge de que carbone declara 60.000 dólares más en efectivo y otros 2900 en una caja de ahorro. Todo en un año. Una capacidad de ahorro llamativa".

Sobre el origen de los ingresos, Carbone declaró que son por "donación, herencia o legado por 1,8 millones de pesos, pero no especifica más datos". "Sus dólares, sin embargo, son consignados como 'ingresos propios'. Entre sus bienes, declara el 50% de las acciones de una fábrica metalúrgica, Propulsider SRL. También registra el 50% de una casa en Benavídez, de una superficie de 1.072 metros cuadrados", contó.

Sobre la lujosa casa del custodio, dijo: "Está en 'El Encuentro', un barrio privado que cuenta con laguna, más de 4000 árboles, plazas, sector social y deportivo, canchas de tenis y fútbol". Y remató: "A su buen pasar, Carbone agrega un hobby: el kickboxing, donde es conocido como 'El Guardián'".

Programa de gestión menstrual

"La diputada de la Cámpora, Daniela Vilar, impulsa la creación de un plan nacional de gestión menstrual sustentable", informó el periodista, que luego compartió el anuncio del proyecto en Twitter: "Durante la pandemia, juntamos donaciones para comprar productos de gestión menstrual sustentables que entregamos a mujeres en situación de vulnerabilidad. Nos reunimos con militantes y expertas para cocrear este proyecto de forma participativa".

"Según la autora, el proyecto tiene como objeto promover la producción nacional, el acceso y el uso de productos de gestión menstrual. Un buen nombre para una banda de rock punk de chicas: 'Gestión menstrual'", bromeó. "El proyecto busca preservar los derechos de las personas menstruantes. aunque por lo visto discrimina a las personas menopausiantes".

"Vilar dice que las 'personas menstruantes' gastan el 10% de sus ingresos en toallitas y tampones. Aunque las mujeres coinciden en que ese porcentaje es, como mínimo, muy exagerado. O sea: quieren cambiar los tampones y los protectores y toallitas por otros productos reutilizables y descartables como la copa menstrual. Ya sabemos cómo va a terminar esto: con la compra a Rusia de 25 millones de copas menstruales 'Sputnik'", cerró.