El presidente Alberto Fernandez indicó que "si todo sale según lo esperado" en la fase 3 de estudio de la vacuna Sputnik V contra el COVID-19, Argentina "estará en condiciones de comenzar a vacunar a la población de riesgo entre el final de este año y el comienzo del próximo".

"Estamos con muy buenas expectativas y muy esperanzados de poder tener una vacuna este año", aseguró el Presidente este lunes por la noche, mediante un hilo de Twitter

Cabe recordar que el mandatario había confirmado este fin de semana que el país compraría unas 25 millones de dosis de esa vacuna, tras el viaje de la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, a Rusia para verificar "su seguridad y su capacidad para generar inmunidad".

Foto: Andrey Rudakov/Bloomberg.

Mediante uno de sus tuits, Fernández puntualizó que nuestro país continúa “tratando con distintos investigadores, fabricantes y gobiernos para tener acceso a cualquiera de las vacunas que actualmente se encuentran en fase 3” y pidió a la población que continúe con “las medidas de prevención y los cuidados pertinentes” hasta tanto se tenga la vacuna.

"Como señalé en una entrevista periodística, efectivamente el Estado Nacional tiene la posibilidad de adquirir, entre diciembre y enero, 25 millones de vacunas Sputnik V desarrolladas por el Instituto Gamaleya de Rusia", anunció el mandatario.

Además, el Presidente detalló que "la Federación Rusa, a través de su Fondo Soberano, se comunicó semanas atrás con nuestro Gobierno para saber si estábamos interesados en contar con una cantidad determinada de dosis de la vacuna, la cual se encuentra actualmente en un estadio avanzando de fase 3".

"Por ese motivo encomendé a la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, y a mi asesora Cecilia Nicolini la tarea de viajar a Rusia para conocer los avances de esta vacuna, su seguridad y su capacidad para generar inmunidad", describió y subrayó que les pidió a ambas "expresamente, que lleven a cabo todos los pasos necesarios para garantizar que cuente con el debido registro".

Foto: REUTERS/Archivo.

"Seguimos tratando con distintos investigadores, fabricantes y gobiernos para tener acceso a cualquiera de las vacunas que actualmente se encuentran en fase 3", confirmó Fernandez, quien valoro: "Se trata de un avance muy importante, porque si todo sale según lo esperado nuestro país estará en condiciones de comenzar a vacunar a la población de riesgo entre el final de este año y el comienzo del próximo".

Para finalizar, el presidente sostuvo: “Estamos con muy buenas expectativas y muy esperanzados de poder tener una vacuna este año. Pero hasta entonces debemos continuar con las medidas de prevención y los cuidados pertinentes".