El Gobierno nacional pretende que el mercado le ponga nombre y apellido a cada transacción bursátil, dado que quiere detectar quiénes y en qué momento se dolarizan vía operaciones de contado con liquidación (CCL) o MEP.

Para el Gobierno no hay solo aversión al riesgo sobre el peso. En la Casa Rosada observan "golpes especulativos" contra la moneda local. También leen intentos desestabilizadores para con la gestión de Alberto Fernández.

Esto se da después de que el dólar MEP anotara un alza del 101,4% en lo que va del año, a 145,84 pesos, y el CCL mostrara un alza del 108,5%, hasta los 155,12%. Aunque se vienen achicando en las últimas jornadas, las brechas con el mayorista (de 78,31%) superan el 100%.

El propio jefe de Estado dijo el martes en un acto en Ezeiza que hay operadores del mercado que buscan “quebrar” su voluntad para que el Banco Central convalide una devaluación fuerte abrupta del peso.

Sobre esa lógica nació la Resolución 864 de la Comisión Nacional de Valores (CNV) que se conoció este miércoles. La misma generó sorpresa en el mercado bursátil, aunque allí ya esperaban medidas de estas características por la forma en la que se viene moviendo el Gobierno.

A partir de ahora, los mercados deberán remitir a la CNV, al sistema de monitoreo, en tiempo real, los datos completos de cada una de las operaciones que se registren en sus sistemas informáticos de negociación.

Esos reportes deberán incluir, dice la norma, “la identidad de los agentes registrantes y de los clientes (compradores y vendedores) intervinientes” en las operaciones. Asimismo, deberán remitir los datos completos de los comitentes y sus condóminos.

Para ello, deberán cumplir con todas y cada una de las especificaciones técnicas dispuestas por la CNV y descriptas en los Anexos IV y V del presente del Capítulo I del Título VI de la Ley 26.831 de Mercado de Capitales.

Asimismo, los mercados deberán remitir los datos completos de todas las ofertas de compra y venta que se cursen en sus operatorias al cierre de cada jornada. Allí, deberán detallar las órdenes recibidas de sus comitentes en todas las especies y operatorias vigentes.

La CNV, que conduce Adrián Cosentino, argumentó que la inclusión de estas variables en los reportes al regulador conducirá a la modernización del sistema de supervisión local, mediante la aplicación de mecanismos acordes a las tendencias internacionales.

En ese sentido, dijo que esto "permitirá detectar aquellas operaciones sospechosas, producto de la manipulación y/o del uso de información privilegiada". El Gobierno está convencido que detrás de las subas de las cotizaciones bursátiles del dólar hay maniobras con intereses específicos.

En la víspera, Fernández se había mostrado muy molesto con los "especuladores". Advirtió que su gobierno no va a dejar "que hagan lo que quieran" con el dólar y sus diversos precios.

“Intervenimos sobre el contado con liquidación para que entiendan que no pueden hacer lo que quieren. Si hay que volver a intervenir lo vamos a hacer”, dijo. Y añadió: “Los dólares tenemos que destinarlos a producir, a dar trabajo, a exportar”.

“No vamos a dejar que hagan lo que quieran y esperamos que lo hayan entendido, no es posible que actúen como actúan”, indicó. Por las intervenciones oficiales la cotizaciones MEP y CCL vienen en baja, pero los operadores consideran que no es sostenible.