En Pergamino, un remisero alcanzó a llevar a un ladrón a la comisaría mientras le clavaban un cuchillo en el cuello. El delincuente fue detenido y el conductor tuvo que ser internado por las heridas sufridas.

"Fue en la madrugada del miércoles. Fui al barrio 12 de octubre con un pasajero, que en un momento se bajó y luego volvió a subir. Ahí me agarró desde atrás, me ahorcó y ahí empecé a sentir un cuchillo en el cuello", contó Miguel, la víctima, en diálogo con TN.

Y agregó: "Yo atiné a acelerar. Él me pedía que parara mientras me asfixiaba y me hincaba el cuchillo. Me dio un par de puntazos para que frenara. Más o menos fueron 15 cuadras y llegué con lo último, casi desvanecido. Y ya no podía respirar".

En concreto, el conductor llegó hasta la sede de la DDI y Comisaría Tercera, en la intersección de las calles Paraguay y Merlino, donde chocó su Renault Clio contra un móvil policial. En ese momento, los agentes salieron a la calle y detuvieron al delincuente.

El remisero fue atendido por profesionales del SAME y luego lo trasladaron a la sede del Hospital San José, donde le dieron unos puntos de sutura en el cuello y recibió el alta.

"Parece de película, pero por lo menos la puedo contar. Ya lo había llevado en dos oportunidades, pero nunca me había robado", cerró Miguel.