En Masterchef Celebrity, Claudia Villafañe dejó de lado la sencillez y se despachó con un pollo frito rebozado en avena y sésamo negro y blanco con puré de hinojo e hígado salteado. Y los elogios no tardaron en llegar.

"Sé que te cuidás mucho, habrás comido mucha pechuguita... ¿quién te enseñó a preparar el pollo?", consultó el conductor Santiago del Moro. Y Claudia respondió: "Vivía con mis papás y mis abuelos maternos. En un cuarto dormíamos mi papá, mi mamá, mi hermana y yo, y mis abuelos en el cuarto de adelante.Todo el tiempo se veía la cocina, que era muy chiquita, siempre cocinaron ellos y era algo casero, natural".

Germán Martitegui comenzó con las devoluciones y reconoció el avance de la participante: “Podría estar en un restaurant. Está muy bien”.

"La primera semana la pasé mal. Sentí, como me había dicho Germán, que podía dar más", reconoció Claudia conmovida. Luego, De Santis intentó proseguir pero la emoción lo obligó a frenar: "Estoy seguro que en esta casita había mucho amor. Vivir todos juntos y aprender las cosas de la vida... perdón".

Tras secarse las lágrimas, el chef completó: “Yo pienso en eso y veo una Claudia que se esmera, es una presentación que está casi en las antípodas de esas bruschettas”.

“¿Te emocionaste por algo, Donato”, le consultó del Moro a De Sanctis, quien contó su propia historia familiar. “Nosotros vivíamos en un lugar que era un establo, había una sola cortina con un alambre que dividía el cuarto de noche con la cocina”, reveló.

"La cocina era un cuadradito en el que entraba uno solo y el baño era un baño con la ducha que tenías que correr la cortina nada más. Cuando me dicen 'vos viajaste, conociste, estuviste en un montón de lados', sí, pero vengo de una familia de clase trabajadora", agregó Claudia.

“Solo el que vive esos momentos sabe y se puede emocionar cuando otra persona le cuenta algo parecido”, reflexionó Claudia en el backstage.