El MAS y Camacho cuestionaron la medida mientras que Mesa "entiende" los motivos del cambio de última hora.


El Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Bolivia decidió este sábado no utilizar el método de conteo rápido de voto en la primera vuelta de las elecciones presidenciales que tendrán lugar en Bolivia este domingo.

De acuerdo a un comunicado conjunto de las misiones de observación en el país, el Tribunal informó a los distintos grupos de observadores que tomó esta decisión al “no poder garantizar el funcionamiento óptimo” del mismo.

En este texto, firmado por la Organización de Estados Americanos (OEA), la Unión Interamericana de Organismos electorales (Uniore) y la misión del Centro Carter, se exhortó a los candidatos a no hacer “pronunciamientos precipitados”.

Por su parte, el presidente del TSE, Salvador Romero, declaró a la Agencia Boliviana de Información (ABI) que la decisión se toma para “no generar incertidumbre en un clima de alta polarización política, de susceptibilidad y de desconfianza”.

En respuesta, el candidato del MAS a la Presidencia, Luis Arce, manifestó su “preocupación” por este cambio en el sistema de recuento (Foto: EFE/ Joédson Alves)

En respuesta, el candidato del MAS a la Presidencia, Luis Arce, manifestó su “preocupación” por este cambio en el sistema de recuento tras una reunión con representantes de Brasil, Colombia, Ecuador, Guatemala y Panamá incluidos en la comitiva de observadores de la Coordinadora Latinoamericana de Cine y Comunicación de los Pueblos Indígenas. El propio líder del MAS, Evo Morales, comunicó sus dudas: “Esta decisión de última hora despierta dudas sobre sus intenciones”.

También el partido Comunidad Ciudadana del otro gran favorito en los comicios, Carlos Mesa, lamentó la medida, pero mostró su comprensión. “Lamentamos las circunstancias que llevaron al Tribunal Supremo Electoral a dejar sin efecto la Difusión de Resultados Preliminares (Direpre), sin embargo, entendemos las razones por las que tomó esta decisión, optando por la seguridad, fiabilidad y certeza de los resultados oficiales”, indicó el expresidente.

Carlos Mesa, lamentó la medida, pero mostró su comprensión (Foto: REUTERS/Juan Pablo Roca)

El tercero en discordia, Luis Fernando Camacho, expresó a través de su partido, Creemos, su rechazo a la medida porque “vulnera el principio rector de la transparencia y publicidad” del proceso electoral. Por ello ha pedido que se reconsidere la decisión “en bien de la democracia y la credibilidad de las elecciones nacionales”.

Conteo Rápido

El sistema de Difusión de Resultados Preliminares (Direpre), el nombre oficial del conteo rápido, fue aprobado por el TSE con el objetivo de permitir consultar de manera rápida por mesa electoral a los bolivianos el resultado de las elecciones.

Los resultados que mostraba el Direpre no eran vinculantes jurídicamente, pero sí más rápidos que el conteo oficial que, finalmente será el único sistema que se utilice en la jornada de este domingo.

Precisamente, el Direpre surgió como una respuesta al anterior sistema de conteo, que dejó de mostrar resultados durante unas horas de los comicios de noviembre y cuando volvió a mostrarlos la tendencia se invirtió y la ventaja de Evo Morales subió lo suficiente para ser elegido presidente en segunda vuelta.

Vista del ejército y la fuerza policial que prestará servicio en las elecciones a partir de hoy, cuando desde las 20:00 (hora local) habrá toque de queda en las calles de La Paz (Bolivia). (Foto: EFE/ Joédson Alves)

Esto ocasionó disturbios en los que murieron una treintena de personas, las denuncias de irregularidades de organismos como la OEA y la presión de los militares hicieron a Evo Morales renunciar a la presidencia y abandonar el país, mientras que la actual presidenta interina, Jeanine Añez, tomó el poder.

Las elecciones presidenciales de este domingo estaban previstas para mayo cuando se retrasaron por la pandemia. El candidato del partido de Evo Morales, el Movimiento al Socialismo (Mas), Luis Arce, parte en primer lugar en las encuestas, pero necesitará un 40 por ciento de los votos y una diferencia de 10 puntos porcentuales con el segundo para ganar en primera vuelta.

En caso de no conseguir llegar a estas cifras, el candidato de Comunidad Ciudadana y expresidente del país entre 2003 y 2005, Carlos Mesa, parte como favorito para esa eventual segunda vuelta.




Comentarios