Ambas cantantes de la movida tropical vivieron un emotivo momento en la pista del Cantando 2020.


Rocío Quiroz pisó fuerte la pista del Cantando 2020 desde el primer momento en que apareció. Primero fue como invitada de Claribel Medina y su hija que interpretaron juntas una canción de Gloria Estefan y recibió elogios por parte del jurado. Luego de esta primera aparición, cantó como parte de un momento especial junto a Karina, Ángela Leiva y Gladys “La bomba tucumana”.

Pero la cantante volvió por más: ahora cantó en dúo junto a Rodrigo Tapari para reemplazar a la pareja de Ángela Leiva y Brian Lanzelotta que se encuentran aislados preventivamente a pesar de haber dado negativo en el test de covid.

Rocío Quiroz

Antes de cantar, Laurita Fernández remarcó la cantidad de tatuajes que tiene Rocío, sobre todo dos que tiene en las piernas que quedaban al descubierto justo por encima de las botas y por debajo del vestido que llevaba puesto. “Lucía y Jorge, mi mamá y mi papá“, dijo, mientras posaba para que se luzcan los dibujos. 

En el brazo, nunca lo dije, pero tengo una partecita del tema de Karina“, confesó Quiroz mientras en el rostro de la rubia se dibujaba un gesto de alegría y sorpresa. “Le cambié unas cositas. ‘Mi vida es todo un sueño hecho realidad. A ustedes se lo dedico, mamá y papá. Los amo‘”, agregó mientras miraba su brazo.

Los dos exponentes de la cumbia deslumbraron a todos con un homenaje a la legendaria Gilda y, una vez más, se llevaron halagos por parte de los jurados. “Rocío, sos muy expresiva, te veo un futuro enorme. Gracias por crear un momento verdadero”, dijo Nacha Guevara y puntuó con un 9.

A mí me da mucho gusto encontrarme con ustedes en esta pista, a la que tanta falta le hace la gente que canta bien”, agregó Oscar Mediavilla que también les puso un 9.




Comentarios