El fiscal federal Carlos Stornelli pidió citar a indagatoria a la titular de la Defensoría del Público, Miriam Lewin, y además solicitó una medida cautelar para frenar la implementación de Nodio, el Observatorio de medios impulsado por el Gobierno nacional.

En un duro documento, el funcionario advirtió: "Una seria inquietud sobrevuela la Argentina, quizás una de las más peligrosas, aquella que se refiere a la amenaza a Ias libertades individuales. ¿Será que existen grupos cuyo perverso plan sea ese?".

Requerimiento de Instrucción by Via País on Scribd

En el dictamen, Stornelli le pidió a la jueza María Capuchetti que dicte una "medida cautelar" que le prohíba a Lewin "la producción de cualquier acto administrativo y/o decisión y/o ejecución por parte" de la Defensoría Público de Servicios de Comunicación Audiovisual "y/o cualquier otro organismo estatal" que pudieran provocar "posibles o mayores efectos dañinos sobre el bien jurídico protegido e implicar, por tanto, un menoscabo irreparable al derecho de la libertad de expresión y a la libertad de prensa, constitucionalmente consagrados".

"Corresponde resaltar, aunque sabido es, que nuestra Carta Magna consagra expresamente el derecho de publicar ideas por la prensa sin censura previa", agrega, y recuerda que "yo mismo he sido objeto de la mentira calumniosa, obscena, violenta y descarada. Jamás cuestionaría la libertad para hacerlo. Elijo siempre la libertad".

"¿Será que algún o algunos trasnochados, nostálgicos del medioevo, quieren avanzar sobre la libertad ambulatoria primero, la de expresión despues, y finalmente la de pensamiento? ¿Volveremos a los comisarios políticos y a los delatores jefes de manzana? ¿Se castigará a la prensa, especialmente libre, otorgándosele a la esclava patente de corso? ¿Se dictará una nueva cuarentena mental?", se cuestiona finalmente.