Los barbijos con válvula provistos por la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) y utilizados por los jugadores de la Selección no son los recomendados contra el coronavirus e incluso muchos países desaconsejaron ese tipo de tapabocas.

Es que se trata de un tipo de barbijo que sólo protege al que lo utiliza, motivo por el que son denominados como "egoístas". Esto se debe a que la válvula es unidireccional, lo que significa que se cierra cuando la persona inhala para que las partículas en el aire no puedan entrar pero cuando exhala, la válvula se abre, por lo que las personas a su alrededor quedan expuestas al contagio de covid-19.

Lionel Scaloni en Ezeiza. (AFA)

Los tapabocas con válvula están destinados para los trabajadores de fábricas y minas de carbón, quienes necesitaban protección para filtrar las partículas de polvo que ponen en peligro su salud.

Con respecto a los modelos, los barbijos que tienen válvula son los N95, FPP2 y FPP3, que no son efectivos en el contexto de una pandemia.

De acuerdo a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos, los barbijos de tela son los más adecuados para protegerse y proteger a otros del coronavirus.

Incluso, siguiendo esas recomendaciones, American Airlines no permite desde mediados de agosto los tapabocas con válvulas de escape en sus vuelos (aplica a todas las aerolíneas estadounidenses). Iberia (de España) es otra de las aerolíneas que tiene prohibidos esos barbijos.

Lautaro Martínez en Ezeiza. (AFA)

En ese sentido, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias de España (CCAES), Fernando Simón afirmó que el uso de los barbijos en cuestión no es "lo ideal".

"Yo me protejo y los demás me preocupan poco. Protegen también de infectar a otros, pero no tanto como los quirúrgicas", sentenció.

Ahora, la delegación argentina deberá viajar a Bolivia para afrontar el segunda fecha de las Eliminatorias, con el agregado de que las autoridades de La Paz están pidiendo que el partido se dispute con público.

"Esperamos una decisión para que al menos 9000 personas puedan asistir a nuestro estadio para ver en directo el partido tan esperado entre nuestra selección y la de Argentina", expresó el director de Comunicación de La Paz, Edgar Ramos, en Twitter.