El certamen fue organizado por Rusia pero se realizó de manera virtual.


Tres jóvenes argentinos obtuvieron su medalla en la 61a Olimpiada Internacional de Matemática, que fue organizado por Rusia, pero que se llevó a cabo de manera virtual por la pandemia de coronavirus. Otros dos estudiantes fueron destacados con menciones honoríficas.

Bruno Ziger (16), alumno de la Escuela Técnica ORT, consiguió la medalla dorada al clasificarse en la 43a ubicación del ranking absoluto. El adolescente había logrado una presea de bronce en la pasada Olimpiada 2019, en el Reino Unido.

En tanto, Julián Cabrera (17) y Matías Raimundez (18), ambos del Instituto Politécnico Superior de Rosario, se quedaron con medallas de bronce, tras culminar 181° y 236°, respectivamente. Ambos igualaron el resultado obtenido hace un año.

La delegación argentina también logró dos menciones honoríficas: una para Lucas Sandleris (17), quien es hijo del expresidente del Banco Central, Guido Sandleris, y estudiante del Colegio Nacional Buenos Aires; y otra para Lisandro Acuña (16), de la Escuela Técnica ORT II.

El equipo titular presentado por Argentina se completó con Charo Morancos (17), del Colegio San Simón de La Plata. Martín Mereb y Patricia Fauring fueron los coordinadores.

Burno Ziger ganó la medalla dorada en la Olimpiada Internacional de Matemática. (Foto: Instagram/oma.org.ar)

El presidente Alberto Fernández saludó en Twitter a los representantes argentinos: “Quiero felicitar y saludar especialmente a Bruno Ziger, Matías Raimundez y Julián Cabrera, que ganaron una medalla de oro y dos de bronce en la Olimpíada Internacional de Matemática. Son un orgullo para el país. ¡Felicitaciones!”.

Y en otra publicación, agregó: “Extiendo este reconocimiento a Lucas Sandleris y Lisandro Acuña, que recibieron una mención honorífica, y a Patricia Fauring y Martín Mereb, que estuvieron a cargo del equipo argentino. Han hecho un trabajo inmenso”.

La 61a Olimpiada Internacional de Matemática se iba a realizar en San Petersburgo de forma presencial. Sin embargo, ante la continuidad de la pandemia, “los organizadores y la Junta de la Olimpiada decidieron que era vital el cumplimiento del certamen en septiembre“, según explicaron en la página oficial.

Los exámenes se desarrollaron en un centro elegido en cada país participante, bajo estrictos protocolos sanitarios. Los test fueron transmitidos por streaming y supervisados por el equipo de Vigilancia en Rusia.




Comentarios