El abogado Fabián Améndola anticipó que después de los rugbiers irán contra el bloliche y el municipio.


Desde los primeros días posteriores al asesinato de Fernando Baez Sosa, el 18 de enero en Villa Gesell, se habló de un posible sospechoso número 11, por fuera de los rugbiers que permanecen detenidos al día de hoy. Ahora la Justicia confirmó su identidad y el joven podría ir a juicio con los otros imputados.

Julieta Rossi y Fernando Báez Sosa (Twitter)

Uno de los abogados de la querella, Fabián Améndola, confirmó a este nuevo sospechoso y también dijo que está pendiente una pericia de todas las imágenes del momento del crimen, en la que se podrían identificar todos los rostros de los asesinos, informó TN.

“En unas testimoniales que se tomaron hace dos semanas se pudo corroborar la identidad de la persona número once. Luego de la pericia que falta, veremos qué temperamentos tomaremos, al igual que la Fiscalía”, sostuvo.

Marcha en pedido de justicia por Fernando, en febrero de 2020 (EFE)

Améndola explicó que el nuevo sospechoso podría incorporarse a la causa y ser juzgado junto a los rugbiers, o que la causa podría desdoblarse, según publicó Minuto G. “Nosotros hasta ahora nos hemos enfocado exclusivamente en lo que tiene que ver con la determinación del hecho puntual que es la muerte de Fernando y los autores materiales del homicidio. Una vez que esté esa etapa concluida empezaremos a analizar otro tipos de responsabilidades”, dijo en referencia al Municipio de Villa Gesell y al boliche Le Brique.

También contó Améndola que “quedan por hacer las pericias psicológicas y psiquiátricas“. “Surge de algunas de las comunicaciones un cierto goce en la forma de cómo cometieron el hecho y la forma en la que lo hicieron”, sostuvo, y consideró que se trató de un “homicidio por placer”.

Por el crimen de Fernando permanecen con prisión preventiva los rugbiers Máximo Thomsen, Ciro Pertosi, Enzo Comelli, y Matías Benicelli, todos de 20 años; Luciano Pertossi, de 18; Lucas Pertossi y Ayrton Viollaz, ambos de 21; y Blas Cinalli, de 19.

Los rugbiers acusados del crimen de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell. (Foto: web)

Todos los acusados están imputados como “coautores” del crimen del joven, mientras que Juan Pedro Guarino y Alejo Milanesi, ambos de 19 años, están en libertad, acusados de ser “partícipes necesarios”.




Comentarios