Después de más de seis meses de inactividad, el equipo de Marcelo Gallardo no pudo llevarse los tres puntos en Brasil.


River Plate empató 2 a 2 en su visita a San Pablo, por la tercera fase de la fase de grupos de la Copa Libertadores, merced a un gol en contra de Enzo Pérez a los 10 minutos para los brasileños y la igualdad conseguida por el colombiano Rafael Santos Borré a los 18′ de la primera etapa, mientras que Julián Álvarez colocó el 2-1 a los 35′ del segundo período y volvió a poner la paridad Fabricio Angileri con otro autogol a los 37′.

La previa del partido ofreció incógnitas sobre las posibilidades de River, porque acumulaba solo dos prácticas de fútbol ante un rival con 13 partidos en su liga. Pero esa diferencia no pesó en el juego y River hasta pudo haber logrado una victoria que se le escapó en los minutos finales.

Sobre un campo rápido, merced a una tenue llovizna que precedió el juego, River se plantó en el Morumbí y se hizo dueño del partido en varios tramos.

El primer gol de San Pablo fue fortuito. Un remate de Hernanes se desvió en Enzo Pérez y descolocó a Franco Armani, quien antes se lució con una tapada ante el mismo volante paulista.

River no se desesperó y aumentó la presión en ofensiva frente a un San Pablo que no manejó la ventaja con inteligencia.

El último subcampeón de América lo empató rápido, en una jugada que empezó con el envío preciso de Angileri (reemplazante de Milton Casco) para Suárez y la continuidad con un desborde eficaz del juvenil Julián Álvarez que dejó a Borré de cara al gol.

San Pablo, sin Dani Alves por lesión, solo inquietó a River con remates de media distancia o con pelota detenida, pero fueron pocas las ocasiones.

El equipo de Marcelo Gallardo impuso condiciones en el mismísimo Morumbí, pero le faltó más incidencia de Ignacio Fernández, uno de los más afectados por el extenso parate. El uruguayo Nicolás De La Cruz aportó más en el quite como auxilio a Enzo Pérez, el equilibrio de River.

El segundo tiempo fue parejo hasta que River sintió un poco el cansancio. A partir de la media hora San Pablo recuperó la pelota y River procuró no cometer errores propios del desgaste físico.

River salió de ese instante de confusión cuando el ingresado Jorge Carrascal acaparó la pelota. La respuesta se concretó con el gol de Álvarez, la figura, con el rebote que capturó Martínez Quarta en el área.

Cuando parecía que el 1-2 era cosa juzgada, Reinaldo encabezó la jugada que generó la intervención de Armani, pero el rebote que encontró el pie de un Angileri falto de reacción tuvo destino de gol.

Más allá de haber tenido el éxito al alcance de la mano, el empate fue un buen resultado para River porque lo hizo de visitante ante otro grande de Sudamérica, que llegó con más rodaje.

River sumó en Brasil y demostró que está intacto a pesar de los 190 días de inactividad y algunas bajas en el plantel. El próximo compromiso del club de Núñez será el 22 de septiembre en Lima cuando visite a Binacional, de Perú.

Ahora las posiciones quedaron encabezadas por Liga de Quito con seis puntos, River y San Pablo suman 4 y Binacional 3, al cabo de la tercera y última fecha de la primera rueda de la fase de grupos.

Con información de Télam




Comentarios