El ministro de Economía habló de la brecha cambiaria y aclaró que el Gobierno usará todo el poder de fuego que tiene para calmar al mercado.


El ministro de Economía, Martín Guzmán, aseguró que continuará el denominado dólar ahorro (que implica el pago de un impuesto del 30%) y no descartó que vaya a haber un desdoblamiento cambiario.

“Sí, va a continuar”, dijo el funcionario en una conferencia de prensa ante la consulta de si seguirá vigente el dólar solidario tras rumores que indicaban que el Gobierno podría llegar a cortar el cupo de 200 dólares mensuales ante la elevada demanda y la caída de reservas.

Por primera vez desde que asumió diez meses atrás, el ministro de Economía habló sobre la crisis cambiaria que se mantiene a pesar de la reestructuración de la deuda en dólares emitida bajo ley extranjera y también en legislación local.

Guzmán dijo que la Argentina está en un período de “transición macroeconómica” desde 2018, con la profundización generada por la pandemia de Covid-19. Y reconoció que el financiamiento de la crisis por parte del Banco Central generó “presiones cambiarias”.

“En el horizonte, en el proceso, lo que se busca es que el Banco Central no esté financiando al Tesoro en forma sistemática, pero en la transición va a haber una porción del déficit fiscal que requiera del financiamiento del Banco Central. Pero apuntamos es a ir reduciéndolo”, aseguró.

El ministro dijo que la coordinación entre la política monetaria y la política fiscal “es absolutamente esencial” e indicó que se ha ido trabajando en esa dirección desde el primer día en que el presidente Alberto Fernández asumió en el Gobierno.

(Foto: EFE/ Rayner Peña R)

“De hecho todo el proceso de reducción de tasa de referencia, de las Leliqs (del 62% a 38%), se hizo de forma coordinada y se sigue actuando de forma coordinada”, dijo el ministro al señalar su sintonía con el presidente del Banco Central, Miguel Pesce.

Tras ello, explicó que en un contexto de pandemia, para financiar todas las políticas de protección social y laboral, se generaron más necesidades de más gasto y al mismo tiempo la recesión hizo que haya caído la recaudación.

“Y como había una crisis de deuda, costaba financiarse con deuda. Hemos ido aumentando el financiamiento con deuda en pesos. Pero no alcanza. Por eso se recurrió al financiamiento del Banco Central. Y eso obviamente puso presiones sobre la brecha cambiaria”, admitió.

Ahora, agregó el funcionario, el Gobierno entiende “que una brecha (cambiaria) estable es un objetivo para un buen funcionamiento de la economía”. Y señaló que hoy existen condiciones distintas y poder de fuego distinto para intervenir y controlar esa brecha.

“Y vamos a ejecutar políticas en pos de dejar esa brecha en una situación de estabilidad. En el horizonte lo que se busca es que la brecha desaparezca. Pero para eso necesitamos robustez, necesitamos ir juntando reservas. Y eso no es algo que se logre de un día para el otro”, advirtió.

En lo inmediato, la política cambiaria va a estar coordinada con la política financiera y fiscal con el objetivo de estabilizar la brecha, añadió Guzmán.

Ante la consulta concreta de si el Gobierno podría llegar a generar un desdoblamiento cambiario, respondió: “Hoy de hecho hay distintos tipos de cambio en la Argentina, porque hay paralelos que son distintos que el oficial. De modo que hoy ya hay una situación de ese tipo. Nosotros apuntamos a políticas macroeconómicas consistentes que estabilicen la brecha cambiaria e ir pudiendo acumular reservas para normalizar las regulaciones de la cuenta de capital”.

Por la corresponsalía de Buenos Aires.


En esta nota:

Economia Dólar


Comentarios