Después de la fallida sesión del martes, cuando el Congreso se dividió en dos y se sesionó paralelamente en forma presencial y virtual, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, cruzó duramente a Juntos por el Cambio.

"Desde las 11 venimos dialogando de manera presencial y remota con los distintos bloques a los efectos de sesionar. A lo largo de estas ocho horas, uno de los bloques de esta cámara no arribaba al consenso para participar de esta sesión, aduciendo que quieren sesiones presenciales y condicionar la agenda parlamentaria", dijo Massa en el Salón de los Pasos Perdidos, informó Clarín.

Diputados en el Congreso (Foto: NA)

"La mayoría de los diputados de esta cámara -y ya en este momento hay quórum- están dispuestos a seguir trabajando en forma remota respetando el Aislamiento Preventivo y Obligatorio; y se le ha ofrecido a aquellos bloques políticos que quieran participar de manera presencial, que lo hagan pero sin obligar al resto", agregó.

Massa apuntó en contra del bloque de la oposición -integrado por el PRO, la UCR y la Coalición Cívica-ARI-. "(Para Juntos por el Cambio) la idea es o sesionamos de la manera que yo quiero o no sesionamos", se burló. "El Parlamento debe seguir sacando leyes, debe seguir funcionando".

"La incomprensión de un sector no va a detener el funcionamiento de la democracia argentina", dijo también Massa, y pidió no judicializar la discusión y no dejar "sin ley a los gastronómicos y comerciantes".

Finalmente el oficialismo convirtió en ley el proyecto de auxilio al Turismo y aprobó el que aumenta las penas a la pesca ilegal, en una sesión que Juntos por el Cambio cuestionó y anticipó que pedirá impugnar por considerar que debía ser presencial.