El ex candidato a presidente por Consenso Federal elaboró un documento sobre la economía después de la pandemia.


El exministro de Economía Roberto Lavagna advirtió este martes que puede no haber “rebote” de la economía tras la pandemia de coronavirus, sino una recuperación, y advirtió que el país necesitará de la inversión privada y la creación de puestos de trabajo para la consolidación de su crecimiento.

Así lo hizo saber a través de un documento denominado “Aportes al debate – Pilares de un programa de crecimiento con inclusión” que elaboró el ex candidato a presidente por Consenso Federal.

“La economía argentina tiene por delante dos momentos diferentes: el primero, el del control total o parcial de la pandemia, y uno segundo, el futuro de mediano plazo”, dijo Lavagna.

El primero, con la reapertura y vuelta al trabajo pospandemia, permitirá durante algunos meses que aumenten la producción y el consumo.

“Algunos hablarán de ‘rebote’, pero no es así. En economía no existe el rebote automático; así lo demuestran los 10 años de estancamiento argentino, incluida la recesión de los últimos tres. Lejos de rebotar, caímos”, advirtió el ex ministro.

(REUTERS/Agustin Marcarian)

“Si hay recuperación, es porque cambia una ‘circunstancia’, la pandemia, y del cierre y parálisis se pasa a la reapertura”, agregó.

El futuro es diferente. Necesita de políticas públicas, en especial de políticas económico-sociales explícitas que apunten al corazón del esquema de crecimiento, y dos factores son esenciales; sin ellos, el resto de las acciones posibles y necesarias no alcanzan: Crear trabajo en el sector privado e Impulsar inversiones privadas“, a la par de inversiones públicas en infraestructura física y educativa, aseguró.

Lavagna también propuso mantener el actual sistema laboral vigente, pero incorporar otro para los nuevos empleos “que permita que el otro 50%, el de los trabajadores que actualmente están desempleados, sub-empleados, pseudo empleados (parte importante de monotributistas), etc., puedan trabajar dignamente”.

El impulsar inversiones privadas, a su vez, “requiere bajar el enorme costo impositivo que recae sobre la inversión” con acciones como “cero impuesto a las ganancias reinvertidas de las PYMES”, o usado la amortización acelerada, completó.

Con información de Télam.




Comentarios