El presidente llamó a trabajar las condiciones carcelarias para garantizar que "cada uno se haga responsable del daño que ha hecho".


El presidente Alberto Fernández advirtió este jueves que “las leyes se respetan cuando el que infringe la ley paga las consecuencias” y llamó a trabajar las condiciones carcelarias para garantizar que “cada uno se haga responsable del daño que ha hecho”.

“Las leyes se respetan cuando el que infringe la ley paga las consecuencias”, remarcó el Jefe de Estado al encabezar un acto por videoconferencia desde la Residencia de Olivos, en el que anunció la ejecución de obras en varias provincias.

Luego, el presidente Fernández agregó que “para eso tenemos que tener cárceles dignas, que no se conviertan en un tormento para el que esté allí, sino que sirvan realmente para hacerlo reflexionar y ayudarlo a encarar un futuro distinto el día que recupere su libertad”.

“Esteban Righi, mi maestro en el mundo del derecho, siempre decía que a un país y a una sociedad se la mide por las condiciones carcelarias. La verdad es que estamos bochados en esa materia y tenemos que trabajar mucho para corregir eso, para que cada uno se haga responsable del daño que ha hecho pero que no pague más tortura que el solo hecho de estar encerrado que ya es suficiente tortura”, dijo.

Y llamó por ello a trabajar para lograr ese objetivo “en todo el país”. Las declaraciones del Presidente se producen ante los debates por el resurgimiento de la inseguridad, fenómeno por el cual el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, responsabiliza a la Justicia.

El funcionario bonaerense cuestionó la liberación de detenidos y, sobre todos, las que se produjeron con argumentos sanitarios apenas se instaló la crisis del coronavirus.

La Justicia hace un esfuerzo muy grande para liberarlos (a los delincuentes) y complicarle la vida a todos los ciudadanos. Esto es lo que pasa en la Argentina, lo que pasa en la provincia de Buenos Aires, y estas son las cosas que tienen que cambiar, se enoje quien se enoje”, denunció Berni cuando apuntó contra el juez que liberó a uno de los detenidos por el robo en el que un jubilado Jorge Ríos, de Quilmes, que mató a uno de los ladrones.

En aquellas declaraciones que realizó el 24 de julio pasado, el funcionario bonaerense agregó: “Espero que esto sirva para que aquellos jueces que se sienten seguros en la provincia de Buenos Aires porque tienen custodias, que sepan que la gente de a pie, al ciudadano común, les pasan las cosas como a Jorge (Ríos) por las cosas que ellos hacen”.




Comentarios