Tras entablar negociaciones con el secuestrador, agentes del Servicio de Seguridad de Ucrania (SUB) ingresaron al lugar y controlaron la situación.


La Policía ucraniana detuvo al hombre que este lunes irrumpió en una sucursal bancaria de Kiev, habiendo tomado a la directora como rehén y amenazado con hacer estallar una bomba.

“A las 12.00 del mediodía, un representante del Universal Bank JSC en el distrito de Shevchenkivskyi, en el centro de negocios Leonardo, ha llamado a la Policía para informar de que un hombre de menos de 35 años había entrado en la sucursal diciendo que tenía una mochila con una bomba y pidiendo hablar con la Policía”, informó el viceministro de Interior, Anton Gerashchenko, en Facebook.

Un hombre se atrinchera en un banco de Kiev (Twitter)

Gerashchenko indicó también que todos los trabajadores de la sucursal habían abandonado el lugar a excepción de la directora, que fue tomada como rehén. La zona quedó totalmente acordonada y las autoridades ucranianas pidieron a los ciudadanos de Kiev que la eviten.

La Policía entabló negociaciones y el viceministro de Interior definió al hombre como un “terrorista”, ya que aseguró que la bomba estallaría si él era abatido. En un momento dado, ha pedido hablar en directo por televisión, según informa la agencia de noticias UNIAN.

Gerashchenko identificó al hombre como Karimov Sujrob Rajmatovich, un ciudadano uzbeko nacido el 25 de marzo de 1988 con permiso de residencia en Ucrania desde 2017 que, “a juzgar por sus redes sociales, es una persona mentalmente desequilibrada”.

Apenas dos horas después de que se atrincherara en la sucursal del JSC, agentes del Servicio de Seguridad de Ucrania (SUB) tomaron las riendas del operativo y “han detenido vivo al terrorista”. “Ahora el juicio y después una larga estancia en prisión”, dijo Gerashchenko tras la detención.

Un hombre se atrinchera en un banco de Kiev (Twitter)

Se trata del tercer suceso de este tipo que sufre Ucrania en el último mes. El pasado 21 de julio otro hombre secuestró a 13 pasajeros en un autobús en Lutsk, si bien terminó entregándose, y dos días después otro hombre secuestró a un agente de Policía en Poltava y fue abatido a tiros.

Con información de DPA. 




Comentarios