Se entregó esta madrugada un segundo imputado que era buscado como uno de los partícipes del asalto sufrido por Jorge Ríos, el jubilado de 71 años que mató a uno de los delincuentes que entró a robar a su casa en Quilmes. Quedan dos sospechosos prófugos.

Frente de la casa del jubilado que mató a un delincuente en Quilmes (Foto: Clarín)

Martín Ariel Salto (27) se puso a disposición de la justicia luego de una serie de allanamientos y procedimientos realizados por la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Quilmes en las villas La Vera y Los Álamos de ese partido del sur del conurbano.

"Estaba cercado, no tenía más lugares donde refugiarse y no tuvo otra alternativa más que entregarse", dijo un jefe policial. Salto se entregó pasadas las 0.30 de esta madrugada en la sede de la DDI Quilmes y quedó detenido a disposición del fiscal de la causa, Ariel Rivas, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 del departamento judicial Quilmes.

Por el caso de Ríos quedan dos delincuentes prófugos, uno de ellos identificado como "Dibu". Uno de los prófugos fue liberado en abril en el marco del habeas corpus colectivo que habilitó la salida de presos bonaerense por la pandemia del coronavirus.

El martes fue detenido el primero de los acusados, Cristian Chiara (23).

La opinión de Berni

Mientras, el ministro de Seguridad bonaerense Sergio Berni dijo este miércoles que "no justifica" la acción de Río, pero que "sí la entiendo como ser humano.

"Una cosa es un policía que está entrenado para actuar en el marco de la ley, independientemente de todos los factores externos, y otra cosa es una persona que actuó como actuó, que deberá la Justicia justificarlo o no. Yo no digo que haya que justificarlo, pero la situación es totalmente diferente al marco de la actuación de un policía, que es profesional", dijo el ministro a TN.

"No soy un delincuente"

Por su parte Ríos, quien se encuentra detenido con prisión domiciliaria por el delito de "homicidio agravado por el uso de arma de fuego", que prevé una pena de 10 a 25 años de prisión, sostuvo en un entrevista que él no nació "para matar a nadie", y que no es un "delincuente", al tiempo que envió sus "condolencias totales" a la familia del ladrón muerto.

Jorge Adolfo Ríos, el jubilado que mató a un ladrón que entró a su casa, en Quilmes (Foto: Change.org)

El hecho ocurrió el viernes 17, cerca de las 5, cuando los ladrones ingresaron por tercera vez en la misma noche a robar a la vivienda de Ríos, ubicada Ayolas al 2757, en Quilmes Oeste.

El jubilado fue sorprendido mientras dormía y fue golpeado e intimidado por los asaltantes con un destornillador mientras le exigían dinero, y en ese momento extrajo una pistola Bersa Thunder calibre 9 milímetros de su propiedad y les efectuó al menos seis disparos que los hizo huir de inmediato.

Con información de Télam.