Un jubilado de 71 años mató a uno de los cinco delincuentes que ingresaron a robar en su casa ubicada en Quilmes. El hombre le disparó en el tórax a uno de los ladrones y lo asesinó, por lo que quedó imputado por "homicidio agravado por el empleo de arma de fuego".

El imputado, identificado como Jorge Adolfo Ríos, no quiso declarar durante el fin de semana acerca del incidente en el que mató a Franco Martín Moreyra (26).

Mientras tanto, el fiscal Ariel Rivas, titular de la Unidad Funcional de Instrucción 1 de ese partido bonaerense, espera el resultado de la autopsia y el informe de la Policía Científica.

Gracias a las imágenes proporcionadas por dos cámaras de seguridad, se pudo saber que cinco delincuente ingresaron antes de las 5 a la casa de Ríos, en la calle Ayolas al 2700, tras trepar una medianera.

Así, el jubilado fue sorprendido mientras dormía y fue golpeado. Pero Ríos pudo agarrar una pistola Bersa Thunder calibre 9 milímetros y le disparó al menos seis veces a los delincuentes.

Moreyra fue alcanzado por un disparo y se escapó rengueando, pero a 60 metros de la vivienda se sentó en el suelo, donde terminó muerto.