En una nueva emisión de su programa, habló de los temas destacados de la semana.


Como todos los domingos, Jorge Lanata repasó en su programa los temas más destacados de la semana. Esta semana, en “Periodismo para todos Box”, habló sobre las internas en el Frente de Todos, la situación judicial de Lázaro Báez y de Cristina Kirchner, la flexibilización de la pandemia y los conflictos en IOMA, entre otros temas.

El viernes el ‘trío pandemia’ anunció el fin de la cuarentena dura y el comienzo de una nueva etapa. Mañana (por el lunes 20) vuelven los runners, también los comercios de cercanía, los paseos, las mudanzas, pero dentro del país, si te querés rajar a Uruguay todavía tenés que esperar un poco”, comenzó diciendo Lanata.

“Después van a poder salir los adultos, y se podrá́ ir a las bibliotecas, pero sin permanencia: o sea, agarrás un libro y salís corriendo. Luego vuelven los psicólogos, aunque por un tema de distanciamiento social si sos bipolar vas a poder entrar al consultorio una personalidad sola por vez. Después de eso, los templos quedarán habilitados para actividades de ‘rezo individual’, o sea que no te escucha ni Dios”, agregó.

“Ahí́ nomás se retoma la vieja normalidad. La gente vuelve a tirar botellas al río. Vas a poder ir comer un sandwich de bondiola a la costanera sin lavarte las manos y ya que estás en la costanera podés ir a la reserva ecológica y tirar una colilla encendida para que se prenda fuego. En la próxima etapa se podrá́ volver a estornudarle en la cara a otro, escupir gente y estacionar en la rampa de discapacitados”, bromeó.

Las oposiciones a Alberto

El Frente de Todos ya es el Frente de Todos contra todos. El Presidente prefiere que le pegue Pato Bullrich, que es más suave que los propios. La primera en criticar a Alberto fue Cristina por la foto con empresarios del grupo de los seis. Después siguieron Hebe, que lo acusó de sentarse con ‘secuestradores’ y ‘explotadores’. Y Víctor Hugo, enojado por la posición argentina ante la ONU por condenar la violación de derechos humanos en Venezuela”, enumeró el periodista, después de una semana con varias balas cruzadas hacia la gestión de Fernández.

La interna peronista es como Guido Süller: cada tanto aparece y se arma un quilombo. Para evitar todas estas internas los funcionarios van a ser sometidos a un nuevo test: el cris-sopado, que es como el hisopado, y al que no es 100% cristinista lo manda a la casa a ser una cuarentena por tiempo indefinido”, bromeó el periodista.

Asesinato de Fabián Gutiérrez

Lanata también habló del asesinato del exsecretario K, Fabián Gutiérrez, que fue el tema central de su programa de dos domingos atrás. “Apenas se conoció́ la noticia, dijimos que el crimen de Fabián Gutierrez, el exsecretario de Cristina, tenía que ver con el tesoro K. Facundo Zaeta, uno de los acusados del asesinato, declaró en la Justicia. ¿Y saben qué dijo? que el móvil era la guita”.

“Dijo textual: ‘La plata que le íbamos a robar la tenía en negro, de la corrupción, no podía ir a denunciar el robo porque le iba a traer más quilombos’”, repasó el periodista, en vista de las declaraciones que se conocieron la semana pasada.

Las situaciones judiciales de CFK y de Lázaro

Otra de las noticias que se conocieron esta semana fue la posibilidad de retomar el juicio en contra de la expresidenta Cristina Kirchner: “Después de cuatro meses de suspensión, la Justicia realiza este martes una ‘prueba técnica’ para reanudar el juicio de obra pública contra Cristina Kirchner. La última audiencia había sido el 16 de marzo. Le llevó su tiempo al Tribunal Oral Federal 2, pero encontró́ la manera de volver: será a través de la plataforma jitsi meet, que es como zoom pero gratis porque no querían garpar”.

“El juicio está en la etapa de testigos. El próximo es Javier Iguacel, extitular de la Dirección Nacional de Vialidad. Son en total 160 los citados para dar testimonio, así́ que se calcula que a este ritmo recién se completaría la ronda de declaraciones en tres años. O sea, en 2023”, dijo Lanata.

Mientras, habló sobre la fianza de Lázaro Báez, que había sido fijada en $632 millones y que fue apelada por el fiscal, aunque la apelación fue rechazada. “Abel Córdoba recomendó́ esta semana que hagan efectiva la prisión domiciliaria de Báez y que le redujeran la caución de 632 a 386 millones de pesos. Que igual parece mucha plata, pero es un descuento del 50%”, indicó.

IOMA

Por último, el periodista repasó la situación IOMA, la obra social de la provincia de Buenos Aires. “Desde hace un tiempo suena la posibilidad de que el instituto se quede con clínicas privadas y se cambie el sistema actual. Esta semana, además, hubo un conflicto con la Agremiación Médica Platense (AMP) porque Kicillof interrumpió́ el convenio por el que se pagan las prestaciones a los profesionales. Hubo quejas de pacientes que de repente se que quedaron sin cobertura, desde estudios de control hasta partos programados”, detalló.

“El IOMA cortó el convenio porque denuncia que médicos facturaron por servicios no otorgados. La agremiación sostiene que en realidad quieren quitar a la representación gremial del medio para negociar honorarios en mejor posición. En medio de este quilombo,¿quién maneja el IOMA, que tiene dos millones de afiliados? Homero Giles, que tiene 38 años, es militante de La Cámpora y estudió medicina en Cuba”, amplió.

“Entre sus antecedentes trabajó en el Ministerio de Salud durante la gestión de Cristina. Una de sus primeras medidas cuando asumió́ fue: incorporó el lenguaje inclusivo en el organismo. ¿Esto es bien hippie con OSDE, no? No tendrá́ la mejor prestación, pero IOMA está re progre”, cerró Lanata.




Comentarios