En el caso de que el enfermo requiera internación domiciliaria, o sea en los casos de contagios asintomáticos o leves, que no pertenezcan a grupos de riesgo, estos son algunos de los consejos para que el grupo familiar pueda atenderlo pero sin peligrar su salud por un contagio.

1 - La persona infectada debe estar sola en una habitación con la puerta cerrada y tiene que tener la suficiente ventilación al exterior, para evitar el contacto con los demás integrantes del hogar. El "Manual para convivir con un infectado de coronavirus" que publicó el diario Clarín como informe especial indica que, salvo para ir al baño, si es que está afuera de la habitación, conviene que no salga del cuarto por 14 días.

Atención de paciente Covid-19 (Web)

2 - El uso del baño del infectado debe ser exclusivo y, si esto no es posible, se deberá lavar profundamente con lavandina luego de cada uso. El encargado de realizar la limpieza tiene que utilizar barbijo, protector ocular y guantes.

3 - Es conveniente que el paciente no salga de la habitación, pero si lo hace deberá hacerlo con barbijo quirúrgico y lavarse bien las manos antes y después de hacerlo.

4 - Hay que colocar en el cuarto de la persona contagiada un tacho de basura con tapa de manejo con pedalera. Dentro de él hay que colocar una bolsa plástica nueva con cierre.

Atención de paciente Covid-19 (Web)

5 - Toda la vajilla y utensilios que use para comer deben ser exclusivos para el paciente, al igual que las toallas, termómetros y elementos de cuidado personal. El lavado de todos ellos hay que hacerlo por separado de los de los demás integrantes de la casa.

6 - En el momento que otra persona ingrese al cuarto, el infectado debe colocarse el barbijo y mantenerse a distancia, por lo menos, de dos metros de la otra persona que entró.

7 - Bajo ningún concepto se pueden recibir visitas en la casa de la persona infectada y es aconsejable que ninguno de los integrantes del hogar salga de su domicilio. Deberán recibir la comida por un tercero que los deje en la puerta hasta que sean retirados.

8 - Toda la ropa, sábanas y toallas del paciente hay que lavarlas con los jabones o detergentes habituales a 60-90°C y deben estar bien secas. Hasta el momento del lavado todo debe estar en una bolsa cerrada y el que la manipule deberá usar barbijo quirúrgico.

9 - Hay que proporcionarle al enfermo un teléfono para que pueda comunicarse en cualquier momento con el equipo de salud y avisar si hay algún síntoma nuevo o la situación se agrava.

10 - Cuando reciba el alta y una vez que abandone la habitación hay que higienizarla en profundidad, tanto el cuarto como el baño, con detergente y lavandina. En el caso de un paciente leve y asintomático el alta se da a los 10 días de los primeros síntomas.