El Ministro de Salud hizo declaraciones después de los anuncios del Gobierno de más restricciones en el AMBA.


El avance del virus en el AMBA y la ausencia de una vacuna y de medicación específica contra la Covid-19, “con una capacidad de contagio que sorprende”, llevaron al gobierno a determinar una nueva y mayor restricción a la circulación de personas en esa región para evitar “consecuencias fatales por no contar con camas de terapia intensiva”, dijo hoy el ministro de Salud Ginés González García.

A 100 días del comienzo del primer anuncio del aislamiento social preventivo y obligatorio dispuesto por el Gobierno nacional y cuando en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) se concentra el mayor número de contagios del país, el ministro dijo en diálogo con Radio Mitre que cree que “para el 17 se va a haber atravesado lo peor”.

“Soy optimista y tenemos que seguir haciendo bien lo que hemos bien hasta ahora, no podemos tirar por la borda lo que hemos logrado”, agregó.

Nadie valora lo que no sucedió, tenemos que conservar lo que hemos logrado que no es poco. Confío en el sentido común y en la capacidad de los argentinos de reflexionar que esto es por el bien de todos. No hay ninguna receta tan efectiva como lo es esta”, añadió al respecto el ministro.

“Buscamos manejar la cuarentena de tal manera que el número de casos fuera siempre controlable y administrado. Lo hicimos desde el primer día, y digo lo hicimos porque fue todo el pueblo argentino, lo hicimos entre todos”, explicó en otra entrevista que le brindó a Télam.

Ginés González García (Foto: Juan Manuel Foglia/Clarín)

“Cuando empezamos a notar que teníamos circulación comunitaria en una megalópolis como el AMBA, empezamos a pensar de otra manera; así que salimos con el Programa Detectar“, añadió Ginés.

El ministro continuó con su explicación: “También notamos que el avance de internación específica empezó a ser muy exponencial. Eso implicó que teníamos que hacer algo para que dentro de 25 o 30 días no suceda lo que no queremos que ocurra: que no haya ninguna persona que, por no tener una terapia intensiva, respiradores y todo lo que necesite termine con una consecuencia fatal“.

Ginés recordó que “en todo el mundo más del 50% de la mortalidad ocurrió porque algunas personas no tenían cómo atenderse. Y para que eso no suceda tenemos que ponerle un freno, hay que administrar la cuarentena y restringir la circulación de la mejor manera porque este es un virus dinámico, con una capacidad de contagio que sorprende y que no tiene, hoy, solución en el mundo”.

“El AMBA es una de las 20 ciudades más grandes del mundo, es una unidad geográfica que no para en la General Paz, así que lo que hicimos entre Provincia, Ciudad y Nación es restringir el movimiento”, explicó.




Comentarios