La joven se refirió por primera vez en público al conflicto familiar. "Me sentí traicionada", aseguró.


La familia Latorre se sumergió en un escándalo en 2017 después de que saltara a la luz la infidelidad de Diego Latorre con Natacha Jaitt. Invitada a “PH, Podemos hablar”, la hija de Yanina y Diego Latorre, Lola, habló ayer por la noche por primera vez de la relación que tiene hoy con su papá, luego de aquel polémico episodio.

Lola Latorre habló ayer por la noche por primera vez de la relación que tiene hoy con su papá.

Bajo la consigna “Los que alguna vez se enojaron con alguien que aman”, Lola avanzó y se animó a contar la difícil situación que transitó con su padre luego del reconocido conflicto con su madre. “No puedo expresarlo sin emocionarme”, confesó.

“No me quiero poner sensible. Me cuesta mucho todavía hablar de este tema, por todo lo que pasó con papá, con la familia“, dijo la chica en su primera visita al ciclo que conduce Andy Kusnetzoff.

Lola Latorre dijo: “Me sentí traicionada como hija, papá siempre fue un ídolo para mí”.

“No se si fue enojo lo que sentí”, comenzó la joven. “Fue una traición. Me sentí traicionada como hija, papá siempre fue un ídolo para mí”, aseguró, y explicó que actualmente no tiene una buena relación con el periodista deportivo.

La exparticipante del “Bailando por un sueño” recordó el momento en que explotó todo. “Cuando esto apareció en la tele yo tenía 17 años, estaba en el colegio y no entendía nada. Una amiga me mandó un mensaje que decía: ‘Loli, cualquier cosa estamos para vos’. No entendía de qué hablaba, hasta que puse la tele. Lo vi y le escribí a mi mamá, que no contestaba, y a mi papá, que tampoco atendía. De repente, Rose, la chica que trabaja en casa, que es como si fuera de la familia, vino llorando a mi cuarto“, rememoró.

“Falté al colegio toda la semana y el primer día que fui después de todo me sentía observada. Que mis amigas me miraran con compasión fue difícil”, recordó. 

“Mamá me enseñó a ser fuerte. No hay que normalizar estas situaciones, pero pasan”, afirmó. La influencer contó que la bronca todavía le dura, ya que es una situación recurrente que aparece en su cabeza habitualmente, pero intenta darle una segunda oportunidad a su padre.

Lola aseguró que está viviendo un duro proceso todavía y que, día a día, lo habla con sus amigas y su novio para poder superarlo.

El amor que tiene por su padre fue lo que hizo que, con el tiempo, comenzara a perdonarlo. “Amo a mi papá, pero me rompió el corazón y hoy en día sigo frustrada. Hay días en que estoy re bien, pero otros, cuando lo miro, me acuerdo y digo: ‘No’. Sé que es bueno perdonar, pero me cuesta”, reflexionó.

Lola aseguró que está viviendo un duro proceso todavía y que, día a día, lo habla con sus amigas y su novio para poder superarlo. “Es una cuestión de tiempo”, señaló, y recibió el apoyo de los presentes en el piso.




Comentarios