El Presidente mantuvo una reunión con Gabriel Delgado, quien advirtió que ni el gobierno ni él "se aferran a ningún instrumento".


El interventor en Vicentin nombrado por el Gobierno, Gabriel Delgado, mantuvo una reunión junto al presidente Alberto Fernández para discutir el futuro de la empresa y aseguró que “no se aferran a los instrumentos” respecto a la expropiación, luego de las marchas y protestas que hubo el sábado en todo el país.

“El propósito del Gobierno es preservar las fuentes de trabajo y que los productores puedan cobrar”, expresó el exsecretario de Agricultura de Cristina Kirchner en Twitter.

Por su parte, Fernández aseguró este sábado que la opción de expropiar por la vía de un proyecto de ley la agroexportadora Vicentín, la cuarta mayor de Argentina y en cese de pagos, sigue sobre la mesa.

Luego de que el gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, presentara al mandatario una opción que supone un “rescate” de la empresa por la vía del concurso a acreedores en el que se encuentra, Fernández sostuvo que espera que la Justicia acepte esa propuesta.

Espero que el juez nos dé la derecha. (…) Si dice que no a esta opción que presentó Perotti de ir por la vía del concurso, no tengo otro camino más que la expropiación”, reafirmó Fernández en declaraciones a radio El Destape.

El gobernador de Santa Fe (donde se encuentra la sede de Vicentín), señaló el viernes tras reunirse con Fernández que pidió “la intervención (de la firma) para tener la administración de la empresa Vicentín y dejar de lado la expropiación“, y sostuvo que Fernández “acompañó esta presentación”.

Vista aérea de Vicentin (Foto: GUSTAVO SAITA / AFP)

La iniciativa fue presentada luego de que el juez que lleva adelante el concurso de acreedores limitara las decisiones de los interventores nombrados por el Estado y repusiera al directorio de la empresa, una decisión que fue criticada por Fernández.

En su escrito, el gobierno de Santa Fe alegó que “los actuales integrantes del directorio no resultan idóneos para conducirla” y pidió por su parte reponer a los interventores nombrados por el gobierno.

Vicentín es la cuarta agroexportadora del país sudamericano. Tiene deudas por unos 1.300 millones de dólares principalmente con productores agrícolas. También le debe unos 255 millones de dólares al Banco Nación, el mayor banco estatal de Argentina, por créditos otorgados durante el gobierno de Mauricio Macri que están bajo investigación judicial por sospecha de maniobras fraudulentas “para perjudicar al Estado”, según el fiscal de la causa.

La cerealera fue una de las principales donantes a la campaña en la que Macri buscó la reelección el año pasado.

Alberto Fernández junto a Omar Perotti. (@omarperotti)

Fernández había dicho que impulsaría la expropiación por medio de una ley a debatirse en el Congreso, pero se había mostrado dispuesto a encontrar alternativas.

“El presidente había dicho que si había propuestas superadoras a la intervención, las iba a tomar”, dijo el gobernador santafecino. “Quiere el rescate. Somos entusiastas de que esto se puede dar dentro del concurso” de acreedores, señaló el jefe de gobierno provincial.

La Justicia debe resolver ahora si acepta la propuesta del gobierno santafecino apoyada por el Ejecutivo.

La exportadora de aceite y granos se declaró en cese de pagos en diciembre y pidió la convocatoria a acreedores en febrero pasado. El anuncio del proyecto de expropiación del gobierno había sumado rechazos entre empresarios y otros agroexportadores.

Este sábado, agrupaciones de productores agropecuarios y comerciantes protagonizan protestas en contra de la posibilidad de que se concrete la expropiación de Vicentín.

En el marco de una convocatoria nacional, los manifestantes, según imágenes de la prensa local, protestan marchando en varias zonas del país en vehículos o maquinaria agrícola.




Comentarios