En diálogo con Vía País, el diputado aseguró que una modalidad que "vino para quedarse".


El diputado nacional por el Frente de Todos Facundo Moyano se refirió al teletrabajo, que se vio acelerado por el aislamiento obligatorio y cuyo proyecto de ley podría obtener media sanción en la Cámara Baja la semana que viene, y señaló que es una modalidad que “no es sinónimo de precarización”.

En diálogo con Vía País, Moyano destacó en particular que lograron “unificar varios proyectos” con los integrantes de la comisión de legislación del trabajo y que el teletrabajo “no es sinónimo de precarización laboral”, debido a que en este caso “hay pautas y derechos” sobre esta modalidad contemplada en el artículo 92 bis.

El diputado Facundo Moyano.

“Después de 18 años logramos un consenso general en esta modalidad de trabajo”, dijo el diputado sobre este proyecto que fue presentado por primera vez en 2002 en Diputados y tres años más tarde en Senadores.

Asimismo, aseguró que el teletrabajo “vino para quedarse” en la Argentina, aunque aclaró que “es algo que va a crecer en todo el mundo”. Y recalcó que ese crecimiento “no tiene nada que ver con el coronavirus”.

También, insistió en que “uno no puede regular todo” al referirse al trabajo no registrado y a la precarización. “Eso existe aunque contemplemos todo, vamos a seguir teniendo un 40% de trabajo no registrado. Eso depende de una discusión mucho más amplia que tiene que ver con el sistema previsional e impositivo“, analizó.

Cuarentena y aumento de casos positivos

Ante el aumento de casos positivos de covid-19, Moyano indicó que lo vive con “preocupación” y que “se van a empezar a dar más contagios” en el país.

“Si bien se han tomado medidas de precaución, es natural que la curva empiece a subir. Es algo que nos pone en alerta”, dijo el legislador, quien se mostró a favor de las decisiones tomadas hasta el momento por el presidente Alberto Fernández.

Alberto Fernández (Foto: Clarín)

“Es difícil para el presidente y coincido con él. Siempre sostuvo que es preferible salvar una vida qu levantar la economía. El ejemplo de Brasil es claro: tiene casi 50.000 muertes y la economía desbastada al igual que Estados Unidos, con una caída de casi el 6% del PBI. Esos son los resultados que arrojan las medidas que a muchos molestan”, argumentó.

Sobre el impacto económico, resaltó al sector gastronómico como uno de los más dañados por la cuarentena. “Padece más allá del esfuerzo del Estado. Hay un equipo económico y político que están pensando en el después, enfatizó.

Salidas en la Ciudad

En el caso de la salida de los runners en la Ciudad de Buenos Aires, se mostró a favor “siempre y cuando sea controlado y respetando los protocolos”. No obstante, culpó a aquellos que salieron y se unieron a la multitud de corredores que se registraron en barrios porteños como el de Palermo.

Porteños corriendo en la Ciudad de Buenos Aires. (REUTERS/Agustin Marcarian)

“Cuando ví las primeras imágenes de 100 tipos corriendo al lado, no lo podía creer. También está la responsabilidad de la propia gente, no puedo estar con un tipo al lado sin barbijo respirándome al lado. No nos podemos enojar con Horacio Rodríguez Larreta o Alberto Fernández, es una medida que todos estaban pidiendo. Si yo veo que hay 100 corriendo, no me voy a sumar a esa caravana, es ilógico por parte de la gente”, consideró.




Comentarios