La decisión de la aerolínea Latam de dejar de operar en Argentina sorprendió al gobierno, desde donde aseguran que se enteraron "por los diarios" el miércoles a la tarde, cuando se anunció. Así y todo, manifestaron estar preocupados por los más de 1700 empleados cuyo futuro está sin definición, ya que la empresa entró en Proceso Preventivo de Crisis.

Latam deja de operar en Argentina y solo mantendrá vuelos internacionales (AFP)

Desde el comienzo de la gestión de Alberto Fernández, su ministro de Transporte, Mario Meoni, mantuvo varias reuniones con Rosario Altgelt, CEO de Latam, informa Clarín, en las que se interiorizó sobre la crisis de la compañía, que precedía a la pandemia.

"El Covid-19 precipitó una situación muy difícil que venía atravesando la empresa desde hace 3 años. En los últimos años tuvo fuertes pérdidas en el país, con lo cual es evidente que tenía un problema estructural, que no comenzó con la pandemia ni con este Gobierno y que se agravó por el contexto internacional", consideraron en Casa Rosada.

La aerolínea ya venía en una situación complicada en el mercado local, y la llegada del coronavirus agravó la situación al punto de que la casa matriz, en Estados Unidos, pidió que se abrieran procesos de convocatoria de acreedores también para sus filiales de Chile, Perú, Colombia y Ecuador.

Ya en plena cuarentena, el 27 de mayo, el Gobierno Nacional intimó a Latam a pagar el 100% de los sueldos, después de que la aerolínea intentara sin éxito llegar a un acuerdo con los gremios aeronáuticos para reducirlos un 50% durante la pandemia.

Si bien la crisis de Latam estaba en la agenda del presidente Fernández, y con Santiago Cafiero al tanto de toda la situación, el Gobierno no esperaba que el conflicto escalara tan rápido.

"Para ellos es un momento de salida oportuno porque no tiene daño reputacional. Cuando una empresa deja de operar en un marco de que se está viajando normalmente, significa cancelaciones de vuelos y supone un gran costo para la marca, que en este contexto no lo tiene", indicaron del Gobierno a Clarín, y apuntaron directamente a la estrategia de comunicación de la medida: "No tuvieron la delicadeza de avisarles en simultáneo a los trabajadores, que se enteraron por los diarios", dijo un alto funcionario.

"No hubo una comunicación oficial, más allá de lo que salió en los medios", reclamó por su lado ANAC el miércoles a la tarde, poco después de confirmarse la noticia. Mientras, en el ministerio de Transporte se aferran a que se trata solo de "un cese de operaciones". "Por ahora no es un cierre, con lo cual pueden reiniciar la actividad en cualquier momento, ya que mantienen las rutas", dijeron.

Latam dejará de volar en Argentina y discutirá con el Gobierno la desvinculación de 1.700 empleados by Via País on Scribd

Un fragmento del comunicado de Latam, creen en el Gobierno, deja la puerta abierta para una futura negociación: "Con las actuales condiciones de la industria local, agravadas por la pandemia Covid-19, no se visualiza la viabilidad de un proyecto sustentable", expresó la empresa.

En las próximas horas, el ministro de Trabajo Claudio Moroni deberá definir junto al presidente si aceptan la presentación al proceso preventivo de crisis que hizo la firma para readecuar su plantel y seguir operando. Si no lo aceptan, Latam no podrá despedir empleados, ya que rige el decreto que impide despidos sin causa, y deberá intentar negociar retiros voluntarios con sus trabajadores.