"Resulta imprescindible extremar las medidas de prevención y cuidados", dice la nota firmada por Federico Saavedra, de la Unidad Médica Presidencial.


El Presidente Alberto Fernández restringirá al máximo posible sus movimientos fuera de la Quinta de Olivos y también procurará aliviar la agenda de visitas que recibe en la residencia oficial. El crecimiento de casos positivos de COVID-19 en la región AMBA, área por la que mayormente se desplaza Fernández, sobre todo desde la instalación de la cuarentena el 20 de marzo pasado, llevó a la Unidad Médica Presidencial a recomendarle que intensifique los recaudos sanitarios.

En un comunicado oficial firmado por el doctor Federico Saavedra, responsable de la Unidad Médica Presidencial, se le recomendó a Alberto Fernández que restrinja “al máximo posible” el contacto con otras personas, a partir del crecimiento de la pandemia de coronavirus en el Area Metropolitana.

La recomendación, dice el comunicado, obedece a “la progresión en el número de casos positivos registrados en el ámbito del AMBA que evidencian un significante aumento de la circulación viral”.

Es mi responsabilidad recomendarle al Señor Presidente de La Nación Argentina, Dr. Alberto Fernández continuar desempeñando sus tareas habituales en su residencia y restringiendo al máximo posible el contacto interpersonal”, dice el comunicado.

“Resulta imprescindible en este momento extremar las medidas de prevención y cuidados, evitando exposiciones de riesgo para su salud. Es menester adecuar el cumplimiento de sus funciones a las normativas de distanciamiento social preventivas y obligatorias, como así también cumplir con las medidas de protección personal”, explicó Saavedra, titular de la Unidad Médica Presidencial.

En el último párrafo, se le recomienda al Presidente Alberto Fernández “que solamente se consideren viajes o reuniones presenciales para asuntos de vital importancia e impostergables y con comitivas reducidas”.

Al respecto, ayer oficialmente la Casa Rosada informó la decisión del Presidente Fernández de no viajar este sábado a Rosario para participar de los actos oficiales por el Día de la Bandera, a raíz de la multiplicación de casos positivos en la región AMBA. El Presidente seguirá “de manera virtual” el acto en Rosario que evocará a Manuel Belgrano a 200 años de su fallecimiento.

La de decisión de ajustar los recaudos médicos se tomó tras cumplirse una semana con más de mil casos positivos diarios en la región AMBA, una tendencia que no cede. Al respecto, el lunes se reunió el ministro de Salud de la Nación, Ginés González García con los ministros del área de la Ciudad de Buenos Aires y de la provincia de Buenos Aires para definir medidas capaces de quebrar el alza que la curva de contagios viene observando.

La semana pasada se conoció el caso positivo de Covid-19 de Martín Insaurralde, intendente de Lomas de Zamora, importante distrito del conurbano oeste. Esta circunstancia encendió las alertas en el entorno presidencial: al momento de conocerse el resultado positivo del test a Insaurralde, Fernández se encontraba de visita en La Rioja. Entre los funcionarios que integraban la comitiva presidencial estaba el ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo. El ministro, días antes, había mantenido una reunión con Insaurralde. De inmediato, Fernández suspendió la gira que continuaba en Catamarca (provincia que hasta el momento no ha tenido ningún caso de coronavirus), mientras que Arroyo fue sometido a una prueba que, finalmente, dio negativa.

Anoche, en tanto, trascendió el caso positivo de la dirigente del PRO y exgobernadora María Eugenia Vidal, lo que derivó en el inmediato testeo del jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, por haber mantenido ambos una reunión política días atrás. El test de Larreta, funcionario que viene manteniendo encuentros periódicos con el presidente Fernández, resultó negativo.

La suspensión del viaje del Presidente a Rosario, una ciudad que viene conteniendo con éxito la pandemia, procura restringir al máximo los contactos, en sintonía con la recomendación hecha hoy por la Unidad Médica Presidencial. Alberto Fernández, en sus pasadas visitas a Formosa, La Rioja y Neuquén, accedió a tomarse selfies con quienes se le acercaron y también se abrazó con los mandatarios provinciales. Igual en las recorridas presidenciales por distintas áreas del conurbano bonaerense. “Cuando me saco una selfie con la gente, me bajo el barbijo porque entiendo que quieren que se me vea toda la cara; sí, ya sé que a veces olvido mantener algunos recaudos”, reconoció el Presidente en distintas entrevistas radiales. Alberto Fernández cumple hoy 190 días al frente de la Presidencia de la Nación.




Comentarios