El ministro de Salud pasará la noche internado en observación.


El ministro de Salud Ginés González García aseguró este miércoles que fue internado porque se le “durmió la mano” y los médicos que lo atienden desde hace treinta años están estudiando la causa de ese síntoma.

Los médicos piensan que la parestesia es síntoma de un viejo hematoma subsural”, dijo el funcionario nacional tras descartar haber sufrido algún tipo de golpe en la cabeza que le haya provocado el cuadro en las últimas horas.

González García pasará la noche internado en observación en la habitación 410 de uno de los sanatorios más exclusivos de la ciudad de Bueno Aires donde, dijo, se atiende hace tres décadas y tiene a sus doctores de cabecera.

El ministro de Salud de la Nación, de 74 años y considerado en el grupo de riesgo ante la enfermedad Covid-19, será dado de alta en la mañana del jueves. “Espero estar sentadito en mi sillón en las próximas horas”, dijo en declaraciones a El Trece.

En principio, González García fue descartado para el viaje a Misiones y Formosa que hará el presidente Alberto Fernández entre jueves y viernes, confirmaron fuentes gubernamentales a Vía País. Era uno de los funcionarios para los que se guardó un lugar en el avión.

Sobre la salud del funcionario hubo un comunicado del Gobierno. El parte señaló que el funcionario ingreso cerca del mediodía al sanatorio “por sus propios medios, en buen estado de salud, para realizarse una serie de estudios y controles, a partir de una parestesia distal del miembro superior izquierdo”.

Se define a la Parestesia como la sensación indolora de hormigueo o adormecimiento en las manos, piernas, pies o brazos. Estos síntomas pueden ser permanentes o transitorios, pero lo habitual es que se trate de una sensación temporal causada por la presión elevada.

No obstante, González García aseguró que cuando ingresó al sanatorio su presión estaba “muy normal”, en 120/85. No obstante, fue sometido a estudios cardiológicos, neurológicos y traumatológicos, a fin de interpretar el origen de la parestesia.

El Gobierno se ocupó de aclarar que el ministro no presentó fiebre ni síntomas respiratorios, con lo que se negó la posibilidad de que el funcionario haya contraído la enfermedad generada por la nueva cepa de coronavirus. Esto fue ratificado por el propio funcionario.

Alberto Fernández y Ginés González García durante una reunión (Foto: Clarín)

En el Gobierno se impuso el hermetismo. En el ministerio de Salud desdramatizaron la situación al decirle a Vía País que el chequeo estaba previsto desde el día anterior y que coincidió que al funcionario se le durmiera la mano minutos antes de asistir al médico.

Un hematoma subdural es la misma dolencia que sufrió Cristina Fernández de Kirchner en octubre de 2013. González García dijo que como el suyo es “viejo” los médicos le aseguraron que está descartada una cirugía.

“Estos médicos me conocen hace muchos años. El Otamendi es el sanatorio de la obra social a la cual pertenezco. Tenía que venir a hacerme un control de una cirugía traumatológica que tuve hace un año. Aproveché además para hacerme otros estudios”, dijo el funcionario.

Al ser consultado puntualmente sobre qué fue lo que le ocurrió, respondió: “Se me durmió la mano izquierda. Todos los síntomas pueden ser porque hay una comprensión cervical, cosa que han descartado porque me hicieron una resonancia de cuello”.

Por ello, los médicos empezaron a pensar que podía haber alguna cosa mas complicada y el funcionario fue sometido a una tomografía computada: allí se determinó que había un “hematoma subdural viejo”, dijo el propio González García.

Los médicos indagaron en el funcionario si recordaba cuándo había sufrido un impacto o un traumatismo. “Si lo tuve fue hace muchos años. Me dicen que la imagen es antigua. Yo estoy fenómeno. Espero mañana estar sentadito en mi sillón”, dijo el ministro.

Asimismo, reveló que preguntó si debía ser operado y le dijeron que no. “Descartaron la alternativa quirúrgica. Pero tengo que hacerme todos los estudios y ser cuidadoso, como cualquier enfermo. No hay razón para que me quede más, me voy este jueves a la mañana”, concluyó.

Por la corresponsalía de Buenos Aires.




Comentarios