El expresidente de la Corte Suprema de Justicia se mostró a favor de una cuarentena "limitada en el tiempo".


El expresidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Ricardo Lorenzetti, se mostró a favor de la cuarentena como un método de contención de la pandemia, pero advirtió que estos confinamientos deben tener un límite y que “no pueden avanzar sobre las libertades individuales”.

Los Gobiernos no pueden avanzar sobre las libertades individuales y para eso hay límites. Las restricciones pueden ser temporarias, basadas en razones de salud, pero siempre limitadas en el tiempo”, dijo el magistrado en CNN Radio.

Ricardo Lorenzetti

“Hay mucho debate sobre cuál es el límite. Un colega de la Corte de Inglaterra escribió un artículo oponiéndose a la prolongación de la cuarentena, porque sostiene que ahí ya no tiene sentido. Pero en cada país es diferente. Nosotros tenemos que defender las libertades que se defienden en cualquier contexto, haya o no emergencias. En la Argentina hay zonas donde no hay contagios locales, entonces ahí no se justifica“, agregó.

Así y todo, Lorenzetti apoyó las medidas tomadas hasta el momento para la gestión de la pandemia en Argentina. “Tenemos que estar contentos, se ha actuado dentro del estado de derecho”, dijo. “Las medidas que se han tomado son coincidentes entre todos los gobiernos nacionales, provinciales, los poderes judiciales. Ahora estamos viendo una etapa de transición. Hemos tenido una cuarentena rígida y ahora estamos liberando donde se puede”.

El juez consideró que en esta etapa es necesario enfocarse por zonas. “Hay que salir de la cuarentena global e ir a una limitación específica en los lugares donde se expande, como el transporte, los geriátricos o lugares de extrema pobreza”, consideró.

El juez, que recientemente lanzó su libro “Derecho Ambiental”, se mostró preocupado por la posibilidad de una nueva pandemia. “Supongamos que el año que viene vuelve a ocurrir algo así, ¿qué haremos? ¿Estarán los gobiernos dispuestos a tomar una nueva cuarentena? ¿Se paralizará la economía mundial?”, preguntó.

Y reflexionó luego: “La cuarentena se usaba en la edad media, esto muestra que hay una actitud defensiva y tenemos que pasar a una actitud proactiva, de prevención de lo que va a ocurrir. Cuando uno actúa defensivamente, las medidas son válidas porque son excepcionales, pero tienen que estar limitadas en el tiempo”.

Y sobre el rol del Poder Judicial ante esta cuarentena, consideró: “Los poderes judiciales están teniendo un desafio importante, que es el tecnológico. Los poderes judiciales en general son como la naturaleza, nadie les presta atención hasta que ocurre algo. La tecnología estaba ausente hace muchos años por falta de interés, pero el Poder Judicial tiene que transformarse totalmente. No es sencillo pero hay que hacerlo”.

No es un problema de dinero, sino de voluntad política generalizada. El Poder Judicial no tiene autonomía presupuestaria para definir esto y no tiene independencia jurídica. En todas las justicias, nacional, provincial y municipal, interviene el Estado”, agregó.




Comentarios