Su expareja le había sido infiel y eligió una insólita forma de vengarse.


Todo aquel que alguna vez se enamoró, sabe que las desilusiones y las rupturas de pareja son momentos de la vida difíciles de superar. Algunos siguen su camino como si nada hubiera pasado, otros se enojan, lloran, sufren un largo tiempo, y otros mandan cebollas. ¿Cebollas? Sí, cebollas.

El insólito hecho ocurrió en Zibo, Shandong, una ciudad en el este de China. Allí, una joven de apellido Zhao descubrió que su novio le había sido infiel, y la relación se terminó. Después de llorar y llorar durante varios días encerrada en su cuarto, y de enterarse que su ex no estaba sufriendo para nada, tomó una decisión.

La desahuciada joven le mandó a su ingrato exnovio una tonelada de cebollas rojas a la puerta de su casa con una nota que decía: “He llorado durante tres días, ahora es tu turno”. Las imágenes, que mostraban a un conductor de reparto bajando las bolsas de un camión cargado y al joven frente a las cebollas, se volvieron virales.

Una joven le envió una tonelada de cebolla a su exnovio para que “llore como ella lloró por él”

Según medios locales, Zhao reveló que la puso muy mal saber que su ex “no estaba molesto después de romper”. Entonces, compró las cebollas con la esperanza de hacer que su exnovio “llore tanto como yo y que supiera el sabor de las lágrimas”.

Por su parte, el exnovio de Zhao la contradijo, y aseguró a Shandong Net que la dejó porque tenía “comportamientos exagerados”. “Mi exnovia fue muy dramática. Ella les dice a todos que no he derramado una sola lágrima desde nuestra ruptura”, agregó.

En tanto, una vecina que vive en el mismo complejo residencial que el joven, se quejó a los reporteros: “¡No sé si su novio lloró, pero definitivamente yo lloré! Todo este complejo apesta a cebolla”.




Comentarios