Desde que Federico Bal contó sobre la enfermedad que padece, varias personalidades cercanas y del medio trataron de acercarse a él y brindale su apoyo o palabras de aliento para la difícil lucha que lleva contra el cáncer de intestino.

El actor contó que muchas figuras se contactaron con él, incluidos Luisana Lopilato y Michael Bublé: "Me llamó desde Mirtha Legrand, que le mando un beso enrome y que le escribí por la muerte de su hermana, hasta Luisana con Bublé, que me escribieron. Gente que no conozco en la diaria".

El actor contó sobre su vida y agradeció el apoyo que le da cada persona que se ha preocupado por su estado de salud, en el programa Los ángeles de la mañana. Pero la comunicación con Lopilato no pasó desapercibido.

Ángel de Brito recordó que Noah, el hijo mayor de Lopilato y Michael, también padeció cáncer de hígado en 2016 cuando tenía tan solo tres años. Fede confesó las palabras que le dijo Luisana: "Ella me habló de la fe. Mirá cómo es la gente, cada uno se refugia donde puede. Me dijo que si yo creo en Dios me voy a sanar".

Por primera vez desde la recuperación: Luisana Lopilato y Michael Bublé mostraron a Noah (web)

"Tengo mis charlas con ese Dios que ayuda a mucha gente. Tengo fe pero creo en algo más grande, que es el universo, y creo mucho más en mí que en rezar para pedir que me saquen el cáncer", manifestó el actor.

"Está estudiado que el cáncer se va por métodos medicinales, que hay una ciencia muy estudiada. El 30% se cura con este tratamiento. El 70%, no. Entonces estoy en una pelea interna con la ciencia porque estoy en un tratamiento que no me asegura nada más que tres de cada diez", concluyó.

La pareja junto a sus tres hijos (web)