Julieta Díaz es dueña de una extensa trayectoria artística en teatro, cine y televisión. Aunque siempre mantuvo un perfil bajo sobre su vida privada y su intimidad, la reconocida actriz confirmó que se distanció del humorista gráfico Juan Matías Loiseau, más conocido como "Tute", hijo del recordado Caloi.

"Nos separamos, él es una buena persona. A veces las relaciones son así: uno se encuentra y a veces se desencuentra, pero nos queremos mucho y está todo bien", afirmó la artista en una entrevista telefónica en el ciclo "Agarrate Catalina", que conduce la periodista Catalina Dlugi por La Once Diez / Radio de la Ciudad.

Julieta Díaz confirmó que se distanció del humorista gráfico Juan Matías Loiseau, más conocido como "Tute".

Además, aseguró que por el momento no tiene ganas de volver a enamorarse. "La cuarentena es difícil y siempre que una relación se termina hay un duelo y por supuesto que es doloroso. Pero la verdad que está bueno poder estar sola, mirarse un poco al espejo y encontrase con una misma", confesó.

Tras su ruptura amorosa, Díaz agregó: "Hace bastante tiempo que no estoy sola, así que me va a venir bien".

Con la suspensión de las obras de teatro y las grabaciones de las ficciones o películas, la actriz no está trabajando ahora, como la mayoría de sus colegas, debido a la cuarentena obligatoria.

Tras su ruptura amorosa, Julieta Díaz contó: “Hace bastante tiempo que no estoy sola, así que me va a venir bien”.

En este momento, se dedica al cuidado de su hija Elena, fruto de su relación con Brent Federighi. Ya que viven en casas separadas, se turna con el progenitor en el cuidado de la pequeña.

"Me reencontré con la maternidad. En general, tengo mucha ayuda con las cosas de la casa. Tengo una chica que me asiste con Elena. Uno está acostumbrado de una manera muy burguesa a tener muy resuelta la vida. De repente, pasé 10 días encerrada con mi hija de 5 años y eso nos obligó a estar juntas, a redescubrirnos. Fue difícil por momentos, pero por otros muy hermoso", explicó.

"Yo estoy acostumbrada al encierro, soy una privilegiada aunque suene demagógico. Tengo un departamento bastante grande, tiene mucha luz, ventanas y un balcón. Cuando no hace frío tengo todo abierto. No me dan muchas ganas de salir", admitió entre risas.