Desde su casa de Barrio Parque, Susana Giménez cumple con la cuarentena obligatoria junto a su empleada doméstica, Deolinda. En diálogo con los conductores del programa Nosotros a la mañana, la diva dio detalles sobre su rutina diaria y reveló que por primera vez en su vida cocinó un pollo.

Con humor, la conductora contó que necesitó ayuda para prender el horno: "Yo no sabía, tuve que esperar a que bajara Deolinda. A mí me daba miedo porque hacía chic chic chic". Pero eso no fue todo: "Me hice un café y no me salía. Me gasté toda la caja de cápsulas, se me arrugaban todas... al final me salió, aprendí. Me costó 10 cositos", agregó entre risas.

En su cuenta de Instagram, en la que tiene más de dos millones de seguidores, la gran estrella de la televisión argentina compartió una foto retro en la que se la ve cocinando y escribió: "Ya aprendí a hacer un pollo, ahora vamos con las pastas. Después quiero hacer un flan, ¿alguien puede mandarme una receta?".

La foto que compartió Susana Giménez en su cuenta de Instagram (Instagram/@gimenezsuok).

Por otro lado, la conductora se mostró optimista sobre la situación. "Tengo una leve esperanza de que esto se va a ir apagando y van a ir bajando los números de infectados. Tenemos el ejemplo de Italia y España para saber lo que no tenemos que hacer. Ellos tuvieron la desgracia de decaer tanto...", dijo.

"Esto es una lucha con un enemigo invisible. No es tan terrible quedarse en sus casas. Piénsenlo... podés estar en la cama con un respirador sin poder ver a tu familia, sin saber qué te va a pasar...", concluyó.