El bloque de Diputados del Frente de Todos ratificó hoy que buscará presentar en los próximos días un proyecto de ley que propone crear un impuesto extraordinario sobre los patrimonios mas altos, para generar los recursos que necesita el Estado para reforzar el sistema sanitario y la recaudación tributaria, ante la caída de la economía debido a la pandemia de coronavirus.

La intención de la bancada, que conduce Máximo Kirchner, es tener lista cuanto antes la iniciativa impositiva y luego comenzar una serie de negociaciones con la oposición, previo a la discusión que se hará en la comisión de Presupuesto y Hacienda.

Los acuerdos que pueda lograr el oficialismo con Juntos por el Cambio, o los dos interbloques provinciales, son claves para lograr la sanción de esta iniciativa, ya que el Frente de Todos es la primera minoría con 119 legisladores, en un cuerpo legislativo que se caracteriza por una marcada paridad entre las fuerzas políticas.

Ayer, al anunciar la extensión del aislamiento social, preventivo y obligatorio hasta el 26 de abril inclusive, el presidente Alberto Fernández reiteró que es "posible" la implementación de un impuesto extraordinario a las grandes fortunas, aunque aclaró que cualquier reforma tributaria es facultad del Congreso de la Nación.

Alberto Fernández (Foto: Presidencia de la Nación)

"Todo es posible, igual ese tema es una tema que tiene que resolver el Congreso", dijo el Presidente sobre la iniciativa del oficialismo parlamentario, al brindar una conferencia de prensa desde la Residencia de Olivos, donde además remarcó: "Necesitamos obtener recursos porque la falta de actividad económica ha hecho caer la recaudación".

La iniciativa legislativa, que se terminará de diseñar durante el fin de semana, apuntaría a crear un impuesto extraordinario sobre el blanqueo de capitales, las ganancias de grandes grupos económicos, de bancos, supermercados, laboratorios y compañías de seguros.

Uno de los temas que se van a definir al establecer la alicuota es si se trata de patrimonios altos porque generan fuentes de trabajo o altas fortunas ociosas.

Fuentes de ese bloque señalaron que no habrá un impuesto sobre el blanqueo de capitales del 2017, pero si se trata de patrimonios alto quedarán incluidos en ese gravamen.

La redacción del proyecto quedó a cargo de una de las principales espadas económicas de esa fuerza, el empresario Carlos Heller, a quien Máximo Kirchner le encomendó está semana estudiar las alternativas impositivas para poder dotar al Estado de recursos adicionales

En ese sentido, Heller ya explicó que "ahí hablamos de alcanzar solo a aquellos de alto poder de acumulación de riqueza".

En declaraciones a radio Mitre, el diputado afirmó hoy que "jamás formó parte de nuestro proyecto la idea de gravar a los que tienen más de 150.000 dolares, muy lejos de eso, quizá sea 20 o 30 veces eso, pero lo digo a modo de ejemplo, no lo tomen al pie de la letra, no hay todavía un dato certero sobre eso; estamos trabajando", concluyó.

Por otra parte, el titular de la CTA y diputado nacional del Frente de Todos, Hugo Yasky, destacó hoy que el proyecto de esa central "crea un impuesto extraordinario y por única vez a las grandes fortunas", y remarcó que "no es solo una iniciativa en Argentina sino en todo el mundo".