Dos policías de La Paz, en Bolivia, sorprendieron el lunes cuando salieron a la calle con enormes disfraces de coronavirus. Fue una manera de alertar y concientizar a los ciudadanos.

Los disfraces, muy llamativos, buscaban visibilizar al virus, que no se puede ver pero sin embargo "circula" entre los ciudadanos. Así, fueron advirtiendo sobre la importancia del distanciamiento social como medida de prevención del contagio de la Covid-19.

"La pandemia está poniendo en vilo a nuestra sociedad. Le estamos recomendando, estamos haciendo dar cuenta de que se está en peligro en cualquier parte y más aún en vías públicas. Por eso ellos (los efectivos disfrazados) van molestando, empujando, para que se retiren", contó un vocero de la policía paceña.

Un ciudadano que se cruzó con los dos "virus", dijo: "Por más pequeño que sea el virus, está en el ambiente, y ellos lo hacen más visible". "Que la gente entienda que no debe andar en las calles", opinó una mujer.

En India un oficial de policía de Chennai tuvo una idea similar: usó un casco con forma de coronavirus para visibilizar la importancia de combatirlo.

Bolivia se declaró en estado de emergencia sanitaria el 26 de marzo y limitó la circulación de las personas en todo su territorio. Por su parte, India adoptó medidas similares un día antes, instando a los ciudadanos a cumplir con el aislamiento total durante tres semanas.