El hombre finalmente fue descubierto e intervino la policía.


El país entero se encuentra bajo un confinamiento obligatorio dispuesto por el gobierno, para frenar la propagación del coronavirus y cuidar a las poblaciones de riesgo. Al día 29 de Marzo, Argentina ya registra 745 infectados, 19 muertos y 80 recuperados.

Sin embargo, nunca faltan los “vivos”, que ponen en peligro la salud pública. Es el caso de un odontólogo, que se hizo pasar por médico clínico para sacar a su esposa del hotel en el que cumplía el aislamiento.

La mujer había llegado recientemente del extranjero y, al igual que otros dos mil argentinos, fue trasladada a uno de los lugares dispuestos por las autoridades para estos casos.

Las cámaras de seguridad registraron toda la secuencia. Primero, se observa al señor ingresando al lobby del Hotel Buenos Aires, administrado por La Bancaria y ubicado en Suipacha 845. Vestía un ambo celeste y barbijo, para reforzar su personaje.

Hotel Buenos Aires, administrado por La Bancaria, donde ocurrieron los hechos. (Web)

Con el fin de mantener su coartada, aseguró que llevaba medicamentos para “la paciente alojada en la habitación 301” (pretendiendo no conocerla). En seguida, una doctora de turno le pidió los remedios y se los alcanzó ella.

Lejos de desistir, el “médico trucho” logró escabullirse hasta donde estaba su mujer y tomó sus dos valijas, preparando la escapatoria. Cuando uno de los voluntarios del lugar lo interceptó, protestó: “Yo sé de estas cosas”.

Mantuvo la fachada, hasta que confesó que era odontólogo y que quería “rescatar” a su pareja. Los empleados del hotel llamaron al 911 y los oficiales de la Comisaría 1A lo escoltarona su domicilio, donde deberá permanecer por 14 días.

Además, el Juzgado Federal N° 9 inició una investigación y le quitó el permiso de circulación. También le advirtió sobre las posibles consecuencias penales, si viola nuevamente el aislamiento obligatorio.




Comentarios