Ocurriò en Estados Unidos, uno de los lugar màs afectados por el Covid-19.


Un joven de 26 años, identificado como Cody Pfister, fue detenido por lamer productos en un supermercado y burlarse de la pandemia de coronavirus. La misma suerte corrieron otros dos hombres que le tosieron a otras personas y afirmaban estar infectados. 

“¿Quién le teme al coronavirus?”, planteaba el joven en su cuenta de Snapchat. El hecho ocurriò en un supermercado de la ciudad de Warrenton, en Virginia, Estados Unidos. 

“Nos tomamos estas quejas muy en serio y queremos agradecer a todos los que informaron sobre el video para que se pudiera solucionar este tema”, expresò la policía en un comunicado.

Por su parte, otros dos hombres tambièn fueron detenidos por “amenaza terrorista” en Estados Unidos, en incidentes separados, por toser a propósito sobre otras personas diciéndoles después que estaban infectados con el virus.

George Falcone (59) tosió sobre una empleada del supermercado Wegmans en Manalapan, Nueva Jersey, y le dijo que tenía el coronavirus, según medios locales.

George Falcone, uno de los detenidos por lamer productos y toser a la gente en un supermercado. (web)

Según la Fiscalía, la mujer declaró que cuando Falcone se paró muy cerca de ella y de una estantería descubierta en la cual había comida preparada para la venta, le pidió que mantuviera una distancia prudencial mientras ella cubría las bandejas.

La reacción de Falcone fue acercarse más, inclinarse sobre la denunciante y toser deliberadamente, para luego reírse y decirle que estaba infectado con el coronavirus.

El otro detenido fue Daniel Tabussi (57), quien se aproximó a un anciano que llevaba guantes y un barbijo, debido al riesgo del Covid-19.

Ese supermercado, como tantos otros, habìa adoptado un horario especial en las primeras horas de la mañana para que los mayores de 60 años puedan hacer sus compras, por ser un segmento de la población de mayor riesgo ante el virus. 

De acuerdo con el informe de la Policía de North Middletown Township, Tabussi deliberadamente hizo ruidos como si estuviera tosiendo cerca del hombre que se recuperaba de una neumonía, se burló del paciente porque tenía un barbijo y le dijo que él estaba infectado con el coronavirus.




Comentarios