Miguel Ángel Paz dejará de estar con prisión domiciliaria, pero deberá permanecer aislado en su domicilio ya que regresó el 12 de marzo de Estados Unidos.


Este miércoles otorgaron la excarcelación bajo caución juratoria al personal trainer que había sido detenido en Olivos tras golpear a un vigilador de su edificio que lo había denunciado por no cumplir con el aislamiento ante el coronavirus tras haber regresado de Estados Unidos.

La medida fue dispuesta esta tarde por juez de Garantías 4 de San Isidro, Esteban Rossignoli, pese a que el fiscal de la causa, Martín Gómez, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Vicente López Este, había solicitado que al imputado, Miguel Ángel Paz, se le dicte prisión preventiva por los delitos de “lesiones y amenazas”.

De esta manera, Paz dejará de estar con prisión domiciliaria, pero deberá permanecer aislado en su domicilio, ya que regresó el 12 de marzo de un viaje de Estados Unidos.

El ataque al vigilador

El hecho ocurrió a las 21.10 del sábado 14 de marzo en un edificio situado en Rosales 2793, en la localidad de Olivos, cuando el vigilador, identificado como Gustavo Granucci, denunció la agresión por parte de Paz.

El ataque se produjo en la sala del vigilador, adonde Paz, que es inquilino en el edificio, se presentó visiblemente molesto y comenzó a insultar y golpear al empleado. Todo quedó filmado por las cámaras de seguridad.




Comentarios