La representante de la institución avaló la toma de medidas realizada en nuestro país.


La representante de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Argentina, Maureen Birmingham, dijo hoy que “es importante que Argentina mantenga un enfoque integral de abordaje” frente a la pandemia de coronavirus y afirmó que, además de las medidas del Gobierno, es necesario el “compromiso social”.

“Es importante que Argentina mantenga este enfoque integral de abordaje desde diferentes áreas del Estado y de la sociedad, como lo viene haciendo”, dijo Birmingham a Télam, y agregó que, además, el Gobierno debe “continuar con la detección precoz de los casos y su aislamiento“, así como también la población tiene que “mantener las conductas de prevención”.

Entre las conductas de prevención, la especialista mencionó lavarse las manos con frecuencia, toser con el pliego interno del codo, mantener las superficies desinfectadas, informarse a través de fuentes confiables y avisar inmediatamente a los teléfonos indicados por las autoridades si se tienen síntomas compatibles con la enfermedad.

Sarah Pabst/Bloomberg

Para Birmingham, “la vigilancia es como los ojos para saber dónde puede estar el virus”, pero además “se necesita un abordaje que coordine las acciones de todos los sectores del gobierno y de la sociedad y, en este punto, es importante mitigar los impactos socioeconómicos, especialmente para personas en situación de mayor vulnerabilidad”.

“El Gobierno tomó una multiplicidad de medidas de forma muy decisiva. Algunas de ellas, como las de distanciamiento social, son difíciles por sus consecuencias socioeconómicas, pero se ha visto que han tenido un efecto positivo en otros países respecto de la pandemia”, dijo.

REUTERS/Matias Baglietto

Para la especialista, “también es muy importante el compromiso social para el cumplimiento de las medidas y las conductas de prevención. Las medidas del Gobierno pueden estar muy bien, pero frente a esta pandemia, hay una responsabilidad del Estado y también una responsabilidad social”, remarcó.

Y explicó que “hasta la fecha aprendimos que en general hay dos semanas entre la llegada del virus y el momento en que se disparan muchos más casos de manera exponencial. Tomar las medidas rápidas en esta ventana de tiempo, como lo está haciendo Argentina, puede cambiar esta curva a algo más plana y lenta, si está bien hecho. Eso puede evitar un desborde del sistema de salud y además comprar más tiempo para el desarrollo de mejores tratamientos y vacunas”.

La representante de la OMS también llamó a “proteger a las personas con mayor riesgo de un cuadro grave, por ejemplo, los adultos mayores o personas con enfermedades crónicas como la hipertensión o diabetes”.




Comentarios