La vedette le dio un valioso obsequio a su hijo: "Quiero que heredes en vida", le dijo.


Carmen Barbieri tuvo un gran gesto con su hijo Fede Bal: la vedette le regaló una millonaria mansión, luego de que hace pocos días el actor revelara que tiene cáncer de intestino.

La lujosa vivienda que le obsequió la artista a su hijo había pertenecido al cantante Luis Alberto Spinetta y es realmente una mansión, según lo relató Barbieri: “El living es enorme como para hacer una fiesta para 200 personas. Le hice un quincho para cuando se case y tenga hijos”.

Carmen Barbieri – Fede Bal

Y continuó: “Tiene un baño mexicano afuera y otro adentro para que se vea el cielo. Es parte de la herencia de la abuela. Pasó el tiempo, empezamos a trabajar en Mar del Plata, se hace unos estudios y le da cáncer. Entonces le dije que se vaya a ‘Corazón de Tiza’ -nombre que le puso a la casa- que tiene el timbre con la melodía de la canción. Él ama al ‘Flaco'”, relato en una entrevista con Revista Caras.

Pero, por supuesto, un regalo así no es nada barato: la capocómica reconoció que vendió todas sus joyas para terminar de pagarle a los albañiles. SIn embargo, el gesto con su hijo la lleno de felicidad: “Quiero que heredes en vida y no esperes a que me muera”, le dijo al entregarle las llaves.




Comentarios