Se espera que los primeros resultados estén en mayo tras varios ensayos.


El primer ensayo clínico en humanos para probar una posible vacuna contra el coronavirus arrancó este lunes en Seattle, Estados Unidos, lo que provocó una luz de esperanza en la lucha contra le enfermedad. 

Uno de los tratamientos antivirales probado fue el Remdesivir, realizado por la estadounidense Gilead Sciences y ya se encuentra en las etapas finales de los ensayos clínicos en Asia. Asimismo, los médicos en China informaron que ha demostrado ser efectivo para combatir la enfermedad.

La misma consiste en una droga desarrollada originalmente para el ébola, que comenzará a probarse en unos 1.000 pacientes con COVID-19 en centros de Estados Unidos, Hong Kong, Corea, Singapur, Alemania, España e Italia.

La fase actual se centrará en dos ensayos clínicos destinados a probar la eficacia y la seguridad del fármaco. En ese sentido, se espera que los primeros resultados estén en mayo.

El fármaco es un antiviral de amplio espectro que inhibe la ARN polimerasa del coronavirus. Justamente, inhibir esa enzima evita que el virus se multiplique.

Lo cierto es que ya fue probado en animales y resultaron. Sin embargo, la droga aún no cuenta con licencia ni está aprobada.

Un caso testigo es el de un paciente de Estados Unidos tratado en forma experimental en enero: se le administró el medicamento el séptimo día de internación sin efectos adversos y al día siguiente su condición clínica mejoró.

No obstante, puede pasar de un año a 18 meses antes de que esté disponible, una vez que haya pasado más fases de prueba para demostrar que funciona y sea segura.

Actualmente no hay vacunas o tratamientos aprobados contra la enfermedad del coronavirus, que infectó a más de 195.000 personas en todo el mundo.




Comentarios