Si bien el narcotraficante tenía cuatro ejemplares en la Hacienda Nápoles, hoy son más de 40 y en 2050 serían miles.


Una investigación científica encendió las alertas en Colombia por los hipopótamos de Pablo Escobar ya que en 30 años los ejemplares serían miles si no se toman medidas. El narcotraficante importó cuatro de estos animales en 1961 y al día de la fecha son más de 40 los que andan sueltos por la cuenca del Magdalena.

Elizabeth Anderson, científica de la Florida International University (FIU), participó de esta investigación que señala potenciales efectos ecológicos y socioeconómicos de la introducción del Hippopotamus amphibius en Colombia.

01/01/1970 Alerta de hipopótamos en la antigua hacienda de Pablo Escobar POLITICA INTERNACIONAL UNIVERSIDAD CALIFORNIA SAN DIEGO

Según detalla la agencia EFE, en el primer acercamiento científico al tema indica que para el año 2050 podría haber entre 400 y 800 hipopótamos en Colombia si se toma un índice anual de crecimiento de su población del 7 %, pero si se considera un 11 % de aumento, algo que “no es irreal”, podrían llegar a 5.000.

Si bien Escobar puso en su zoológico “personal” en la Hacienda Nápoles tres hembras y un macho, hoy por hoy hay entre 40 y 60 ejemplares en la zona media de la cuenca del principal río colombiano.

En 1993, los animales exóticos que tenía el narcotraficante fueron derivados a otros zoo locales, aunque los hipopótamos, por problemas para trasladarlos y costos de cuidado, quedaron en la finca de 3.000 hectáreas, que hoy se dedica al turismo.

Hipopótamos (imagen ilustrativa)

Con el correr de los años, los ejemplares fueron aumentando y algunos se escaparon de la finca. Los lugareños, por el momento no los ven como un peligro, sino que se los toma con simpatía. Aunque algunos temen los destrozos que estos grandes animales puede causar en los cultivos o barcas.

Para evitar que estos mega herbívoros africanos se transformen en “plaga”, lo que se plantea es dar contraceptivos a las hembras y la esterilización de los machos hasta la erradicación de una especie invasora. Las hembras pueden quedar embarazadas desde los tres años y dan a luz una cría cada dos o tres años.

17 de julio de 2009 , uno de los hipopótamos de la hacienda Nápoles (EFE/ Edgar Domínguez)

Otra cosa que ayuda a que la especie se expanda rápidamente en Colombia es que allí no hay ningún depredador natural, ni los nativos se interesan en cazarlos.

“La Corporación Autónoma Regional de las Cuencas de los Ríos Negro y Nare (CORNARE) tiene varios programas para el manejo de la población de hipopótamos“, dice Anderson a Ana Mengotti. Según el estudio, el objetivo de CORNARE es detener el crecimiento de la población y reubicar a los que están libres.




Comentarios