Así lo resolvió el juez David Mancinelli luego de la audiencia de este jueves.


El juez de Garantías David Mancinelli, titular del Juzgado de Garantías 6 de Dolores con sede en Villa Gesell, dictó el pedido de prisión preventiva que solicitó la fiscalía para los ocho rugbiers detenidos por el crimen de Fernando Báez Sosa. También, sumó el agravante de “alevosía”.

Mancinelli había informado en la audiencia de este jueves que se iba a tomar 24 horas para comunicar su resolución.

Además, el juez deberá determinar si permanecerán en prisión o no los ocho rugbiers. Se trata de Máximo Thomsen (20) y Ciro Pertossi (19), acusados de ser “coautores” del crimen; y Blas Cinalli (18), Luciano (18) y Lucas Pertossi (20), Enzo Comelli (19), Matías Benicelli (20), y Ayrton Viollaz (20), considerados por la fiscal como “participes necesarios”.

Así llegaron los rugbiers detenidos por el crimen de Fernando Báez Sosa a la audiencia en Villa Gesell. (Clarín)

Hugo Tomei, abogado de los imputados, pidió el arresto domiciliario para los rugbiers, pero una medida de esas características no podría ser otorgada de un día para el otro. Además, según explicó una fuente del caso a Clarín, los argumentos que Tomei esgrimió “son ajenos a la causa, carecen de sustento judicial, tienen que ver con una cuestión social y es algo que un juez no puede manejar”.

Por su parte, los abogados de los papás de Fernando Báez Sosa​ pidieron que se considere la calificación de homicidio con un triple agravante: además de la premeditación, pretenden que se sumen los de “matar por placer” y “alevosía”. También le solicitaron al juez que la prisión preventiva alcance a los dos jóvenes que el lunes fueron liberados, Juan Pedro Guarino y Alejo Milanesi.

Mancinelli puede modificar las condiciones de detención de los acusados, ordenar libertades, definir coautorías, o anexar agravantes. Los detenidos continuarán alojados en el penal de Dolores, y si la prisión preventiva finalmente es dictada, pasarían a una celda colectiva de la misma unidad.




Comentarios